//
Archivos

profeta

Esta etiqueta está asociada a 5 entradas

Movimiento profético

Formación de los libros proféticos

  • Lo primero sería la palabra hablada, pronunciad directamente al público a la que seguiría la consignación escrita. A veces la redacción escrita del mensaje hablado pudo haber ocurrido muchos años después de haber sido anunciado.
  • Con los profetas habían discípulos y seguidores que contribuyeron a redactar los textos biográficos sobre el maestro, reelaborando algunos de los oráculos y creando nuevos oráculos.
  • Todo el material profético, acumulado por largos años y siglos debió ser agrupado y ordenado. La labor no fue mecánica, de simple recogida y acumulación de textos sino que llevó una autentica tarea de engranar poemas con hilos invisibles que entrelazan toda la obra.
  • Lo que se puede asegurar es que hacia el año 200 a.C. los libros proféticos estaban ya redactados en la forma que los poseemos actualmente.

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

Historia del movimiento profético 

  • Los comienzos del movimiento profético se da con Samuel hacia el siglo XI a.C. Aquí grupos de personas que, mediante la música y la danza, entran en éxtasis o en trance.
  • Samuel aparece con rasgos muy diversos: héroe en la guerra contra los filisteos, funciones sacerdotales, proféticos. Es el hombre que transmite la Palabra de Dios.
  • Otro rasgo es su intervención en la política, ungiendo rey a Saúl. Unge a David cuando niño.
  • El movimiento evoluciona hasta el siglo VII a.C. donde la profecía adquiere un rumbo nuevo. El profeta tuvo mas cercanía física y distanciamiento crítico  respecto al monarca. Otros se caracterizaron por la lejanía física entre el profeta y el rey. Esto demuestra que el compromiso del profeta no es con el rey sino con la Palabra de Dios. Y la lejanía es progresiva con la corte y un acercamiento mayor con el pueblo, pero sin dejar de hablar al rey, ya que ocupa un puesto importante en la sociedad.
  • En el siglo VII surge un fenómeno totalmente nuevo dentro de la profecía, que son los profetas que nos dejan su obra por escrito, su palabra causó honda impresión en los oyentes.  Pero no hay que olvidar que el mismo Dios quien les ordenaba escribir sus oráculos. Cuatro profetas de gran talla aparecen en esta época: Amos, Oseas, Isaías y Miqueas, representan la época de oro de la profecía israelí donde se abarcan temas sociales, políticos y religiosos.
  • Entre los problemas sociales tenemos el abismo entre ricos y pobres. Mientras que la problemática religiosa estaba centrada en el culto a dioses extranjeros, especialmente a Baal, dios cananeo de la fecundidad. Otro tema fue el de la falsa idea de Dios por un culto vacío con verdades mal interpretadas, donde se eliminan sus exigencias éticas, contentándolo con ofrendas, sacrificios de animales, peregrinaciones y rezos.
  • El problema político staba en el tema nacional e internacional donde Asiría con su política imperialista transforman el Antiguo Oriente en un campo de batalla donde la conquista de pueblos pequeños y tribus dispersas eran su gran objetivo.
  • Luego sigue el movimiento profético antes del exilio donde resalta la figura de Jeremías que recoge el tema de la catástrofe anunciada por los profetas del siglo vii, donde Dios impone un castigo menor, el sometimiento a Babilonia, nueva dominadora del mundo antiguo. En el año 586 cae Jerusalén, desparece la monarquía, el templo es incendiado junto con la ciudad y tiene problemas sociales y la más importante deportación. Jeremías es el punto culminante de la profecía donde se cumplen las amenazas formuladas un siglo antes por sus predecesores.
  • La caída de Jerusalén marca una nueva etapa en la historia de los profetas donde la palabra profética habla de esperanza y consuelo. Donde Ezequiel anuncia la renovación total, política, social, económica, religiosa. Y esta profecía se extiende hasta los últimos tiempos, los que siguen a la victoria definitiva de Dios sobre sus enemigos.
  • Ageo, Zacarías insisten en la reconstrucción del templo y hablan de la esperanza de un nuevo rey davídico. La profecía se aísla en la situación presente y se refugia en el futuro.
  • La profecía va decayendo hasta desaparecer por completo debido a la canonización de la ley, del empobrecimiento creciente de la temática profética, y la creciente ola de religiones de salvación, magos, adivinos, que se identificaron como profetas al pueblo. Por eso el profetismo cayó en descrédito.
  • El profeta es muchas veces un poeta

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

profeta isaias

¿Que es un Profeta?

  • Es un error pensar que un profeta es alguien que predice el futuro, una especie de adivino.
  • El profeta es un hombre inspirado y que tiene una conciencia tan clara de que era el mismo Dios quien le hablaba y de ser portavoz del Señor como profeta. Y esta inspiración le es dada por su contacto profundo con Dios que empieza desde su llamado vocacional. La existencia del profeta está en todo momento al servicio de Dios.
  • El profeta siente gozo y alegría intima. Y no recurre a archivos y documentos, ni usa su experiencia personal. Su punto de apoyo es su fuerza y su debilidad, es la palabra que el Señor le comunica personalmente. Y no puede negarse a proclamarla.
  • La Palabra recibida es muchas veces es imprevista e inmediata; dura y exigente, es un fuego ardiente e incontenible encerrado en los huesos que es preciso proclamarlo. Palabra que muchos desearían huir, pero siempre se termina imponiendo y triunfando.
  • El profeta es un hombre público, su lugar  está en la calle, plaza pública, está en contacto con la gente que le rodea. Conoce la problemática de los políticos, reyes, pobres, poderosos, etc. Nada es indiferente para Dios.
  • El profeta es un hombre amenazado. Muchas veces se enfrentan a situaciones duras, to tachan de loco y necio, de traidores a la patria, terminaron en la cárcel y en muerte, apedreados muchas veces, acuchillados por los poderosos, el pueblo se vuelve contra ellos, los critican, desprecian y persiguen.
  • Profeta puede ser cualquiera que sea escogido por Dios y rompe todos los esquemas. Ha roto la barrera del sexo (Débora y Huida), de la cultura ya que no necesitan estudios especiales, la barrera de las clases sociales (pequeños propietarios, miembros de la corte, campesinos), barreras religiosas ya que muchos fueron seglares, y de la edad sean adultos o jóvenes.

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

Inspiración profética, falsos profetas, medios de comunicación

  • La inspiración de un texto no depende de su mayor o menor técnica literaria, sino de que el autor esté alentado por el Espíritu de Dios y lo que deba de decir sea la palabra de Dios.
  • Esta sugiere una comunicación directa, casi física entre ellos y el Señor. Dios les habla de una forma indiscutibles a través de los acontecimientos, de las personas que les rodean, del sufrimiento y la angustia de los hombres. Y la palabra externa se convierte luego en palabra interior, encerrada en los huesos, como diría Jeremías, que no se puede contener.
  • Pero tenemos falsos profetas que proliferaron por diferentes razones: el peso sociológico de la monarquía para defender sus intereses, sostener la tradición, deseo de agradar al pueblo y de no enfrentarse a él, el deseo de triunfar y asegurarse una forma de vida.
  • El verdadero profeta excluye los métodos adivinatorios, incluyendo los sueños, las suertes, etc. También por sus inmoralidades, impiedad, magia, éxtasis, no cumplimiento de sus profecías.
  • Los verdaderos profetas tienen una conducta moral y una predicación que falta en los otros.
  • El verdadero profeta intercede por el pueblo ante Dios, pidiendo su perdón, mientras el falso profeta se despreocupa de ellos, por no tener conciencia del pecado del pueblo.
  • Lo importante es que el profeta nos anime a mantenerlos fieles al Espíritu de Jesús y su enseñanza es corroborada con su vida misma.
  • El mensaje de los profetas es transmitido por la palabra. Entre las formas o medios tenemos las parábolas, alegorías, historias, hablando de bendición y maldición. También encontramos himnos, oraciones, instrucciones, cultos, cantos.
  • También los profetas no se limitan a la palabra, lo acompañan con gestos y acciones simbólicas para darle más fuerza. La acción simbólica le da fuerza expresiva, visualización y  tiene la capacidad de atraer la atención del oyente
  • En las acciones simbólicas encontramos tres elementos importantes: la orden dada por Dios (mandato), el relato, y la interpretación para evitar interpretaciones erróneas.

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

profeta

Moisés, arquetipo de los profetas

Su importancia se debe a su vocación hacia Dios y de los dones que recibió de Jehová.

Primero, su ministerio cambió el curso de la historia, ya que fue el instrumento para fundar Israel, como centro y eje de todas las naciones. Cargo muchas veces con el peso del pueblo durante el período formativo y frente a múltiples contradicciones de su pueblo; pero lo dejó listo para la conquista de Palestina.

Tuvo un encuentro personal con Dios en el evento del arbusto que ardía y no se consumía. Ahí recibe la gran comisión dada por Dios, pero se halla temeroso y casi rebelde. Pero luego muestra su autoridad como embajador del Dios de Israel. Dios había intervenido en la historia y Moisés fue su portavoz.

Seguido el Monte Sinaí y se da el encuentro entre Dios y el pueblo llamado para su posesión especial, pero solo Moisés pudo experimentar la gloria de Dios siendo mediador con el pueblo.

La condición del ministerio profético es de vivir la presencia de Dios como “vidente” y cuya vista alcanza mucho más que lo temporal y lo material de este mundo.

El profeta Moisés habla en el Nombre de Dios frente a las coyunturas normales de la vida y también interpreta los propósitos divinos en relación con el plan de Redención. Como dador de la Ley, revela las demandas de la justicia de Dios frente al hombre caído, referencia especial a Israel, que será el guardián de la Palabra.

En la obra de Deuteronomio, Dios trazó el sentido y rumbo a favor de Israel junto a su porvenir.

Todo mensaje profético, la comunicación inmediata de los mensajes de Dios se une a la predicción, que será la prueba de la autoridad del embajador que habla en nombre de Dios. Toda la revelación está  plasmada en los libros de Moisés y el Pentateuco.

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

La profecía en los Salmos

En los Salmos encontramos un grupo de citas proféticas, pese que a muchos de nosotros son solamente obras poéticas. Ellas arraigan la experiencia de los hombres de Dios, que vivían espiritualmente en el Templo de Dios y que les permitía a través del Espíritu Santo vivir altos niveles de sublimidad. La profecía de sublimación tiene que ver con el Mesías, tanto para su venida como la obra del reino.

Moises como profeta

Tema Mesiánico en los profetas

La palabra Mesías se deriva de un verbo que significa “ungir” y lo relacionamos con aquellos hombres de Dios que fueron ungidos para el llamado de Dios. En el nuevo testamento aparece la designación “Cristo” que también significa “el Ungido”. Pero este término se lo ha utilizado para el Señor Jesucristo como persona que ha llegado a ser más bien un nombre propio.

Después del pecado de Adán nace la ley del pecado y el dominio del hombre sobre la creación es incompleto; ya que el pecado frustró el pleno dominio del hombre. Daniel en su profecía habla del Hijo del Hombre quien recibiría dominio, gloria y reino. Y que solo los hombres humildes podrían llegar a conocer su sentido, contrariamente el orgullo y soberbia de los judíos en general, quienes conceptualizaron al Mesías como un jefe militar que los libraría de Roma.

Pero el reino eterno y universal se destaca en el Antiguo Testamento. Las referencias al Rey y el Reino son abundantes en los Salmos donde vemos citas como “el Mesías Rey será victorioso sobre todos los enemigos”, su reino se extiende por fin por todo el mundo, los rasgos son la paz, prosperidad, universalidad y el Rey se llama “su Hijo”.

También los profetas lo anunciaron. Jeremías en 33:15-17 “En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un renuevo de justicia. Judá será salvo”. El verdadero Rey será el Mesías, Dios Hombre, pero es posible que el poder terrenal se delegue en el Príncipe de la casa de David.

Se ha cumplido una parte importante de este cometido de Israel, el Mesías había de remediar el fallo humano. Isaías 42:1 “He aquí mi Siervo. Mi escogido…he puesto mi Espíritu sobre él, él traerá justicia a las naciones” Al ser bautizado Jesús en el Jordán, la voz celestial saludó a Jesús al salir de las aguas y en cuando empieza su ministerio.

El enlace entre el Antiguo y Nuevo Testamento se da cuando vemos que el Padre colocó todas las cosas en las manos de su Hijo, nombrado Mediador y Redentor desde antes de la fundación del mundo. El verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, lleno de gracia, y de verdad y vimos su gloria.

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

Los grandes temas proféticos

  • Los profetas ministraban sobre la nación de Israel en distintas épocas de su historia y en los reinos del norte y del sur. La palabra de Dios al pueblo llegó a constituirse para importante de la misión de Israel: la de recibir, guardar y transmitir la revelación de Dios en medio de un mundo pagano, tanto en épocas malas como en las buenas.
  • Hay una gran riqueza teológica en los escritos proféticos ya que Dios sigue revelándose frente a la locura de la idolatría, por medio de sus justas retribuciones, frente a la rebeldía de los impíos y al mostrar su amor y misericordia a los fieles.
  • El principio y el último, como Creador de todas las cosas y especialmente de la nación de Israel. Es el la gran Meta hacia donde todo se dirige. El título es recogido por Juan en Apocalipsis.
  • Un ídolo es cualquier objeto que atrae la adoración del hombre no siendo el único Dios, Creador de todas las cosas. El hombre abandona a Dios, jactándose de sus propias fuerzas, siente un “vacío” dentro de su ser que podemos llamar “religioso” y busca cualquier objeto o rito que promete ayuda sobrenatural; de ahí vienen la tendencia a la idolatría.
  • El Mesías y su Obra es de importancia suprema. Los fieles consolados por los oráculos proféticos, aprendiendo que Dios había de intervenir en la persona de su Ungido con el fin de cumplir todo lo que Israel, como nación, había dejado de ser.
  • Los profetas ponen en relieve que Dios no puede faltar a sus promesas ni romper sus pactos, pese a la infidelidad de la mayoría de los de su pueblo.
  • Habrá intervención del Señor para la liberación de Israel y para el juicio de los rebeldes, dentro y fuera de la nación. El inicio se da cuando el Cordero abra el primer sello y llega a su punto culminante cuando el Señor se manifieste gloriosamente y que sigue a través de su Reino milenial.

profecias mesias

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

Los profetas falsos

Compra el libro: Introducción a los libros proféticos e Isaías

  • El verdadero profeta había de dar a conocer la palabra del Señor y en tiempos de decadencia diagnosticaba el pecado del pueblo anunciando una cosecha de juicios que seguiría a la siembra de la maldad.
  • El falso profeta ejercía sus dones en provecho propio, de modo que había de agradar a sus oyentes. Seguían un camino pecaminoso disfrazado de prácticas religiosas y no les gustaba oír peor anunciar juicios y sufrimientos. Hacían de la profecía una profesión y un medio de ganancia material.
  • Las pruebas de genuinidad están en que la profecía a la larga se conocía como verdadera porque se había cumplido. Los mensajes han de estar de acuerdo con el Pacto de Sinaí y nunca alejar al pueblo de Dios. Y los mensajes deben concordar con la palabra ya revelada.
  • En estos días de gran confusión doctrinal deberíamos aprender todo lo posible de la Palabra, dejando que el Espíritu Santo obre en nuestros corazones sumisos a la voluntad de Dios.

Deuteronomio 18

20 “El profeta que tuviere la presuncion de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morira”

21 Y si dijeres en tu corazon: Como conoceremos la palabra de Jehova no ha hablado?

22 Si el profeta hablare en nombre de Jehova y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehova no ha hablado, con presuncion la hablo el profeta, no tengas temor de el”

falso profeta

Ads

Estadísticas del blog

  • 24,182 visitas
A %d blogueros les gusta esto: