//
Archivos

pecado

Esta etiqueta está asociada a 7 entradas

Adulterio

Introducción

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) difundió que  la cifra de divorcios aumentó el 87% durante la última década; mientras el matrimonio disminuyó el -0,10%. Y el divorcio crece a una tasa anual del 10% y los divorcios a una tasa del -2% en el Ecuador. EN el 2013 hubieron 21,100 divorcios.

La edad mas común de divorcio es entre los 30 y 34 años; y el 54% de estas parejas ya tienen hijos. Y donde el abandono y el adulterio  son las principales causas de separación.

El mundo dice que es mejor conocerse antes del matrimonio, a otro gallo con este cuento mis hermanos!. Insinuando que debemos “probar” la relación antes de comprometerse ante la ley. Pero nosotros sabemos que la causa principal es de que el hombre no tiene temor ni temblor de Dios, porque no lo conoce. La mujer no tiene temor ni temblor de Dios porque no lo conoce.  Y como ninguno de los dos conoce de Dios, ni teme a sus mandamientos, vive en condenación, vive alejada de Dios, vive condenada a una vida gobernada por el miedo, el fracaso, a infidelidad, el adulterio.

Es precisamente de este tema, el adulterio, que les quiero compartir el día de hoy.

Los Peligros del Adulterio

Proverbios 5:1-2

  • La sabiduría es el temor a Dios, el reconocer el poder supremo de Dios, su majestad, su autoridad y no solo eso; sino que es aquel que no solamente puede destruir nuestro cuerpo sino aquel que es capaz de destruir nuestro cuerpo y nuestra alma en el infierno (Mat 10:28).
  • Hablamos, conocemos un Dios de amor, pero al leer su Palabra vemos que hay condenación, que habrá castigo, que habrá muerte eterna. La Palabra dice que mas los perros quedaran fuera, los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idolatras y todo aquel que ama y hace la mentira (Apoc 22:15).
  • Recuerdo los días de la adolescencia y tanto lo tengo grabado en mi memoria que mi papa casi nunca nos castigo, ni me pego. Si me habrá castigado unas cinco veces. Pero cuando estaba cometiendo alguna falta, mi papa solamente me “clavaba la mirada” y esto era suficiente para enderezar mis pasos, porque sabía de la consecuencia que traería si no lo hacía.
  • Cuando uno siente el temor a Dios, inclina su oído porque reconoce la autoridad y las consecuencias a la desobediencia. En mi paso por la Escuela Superior Naval, cuando tenía 17 años, todos los guardiamarinas teníamos “temor del hombre” a dos personas: al oficial de guardia y al brigadier capitán. Es que solamente lo veíamos de lejos e inmediatamente, todos sin excepción, nos poníamos en orden, disciplinados, en silencio, para no recibir las amonestaciones, castigos por la desobediencia a las leyes internas de la institución.
  • El hijo rebelde, el hijo altivo, el hijo soberbio no inclina su oído, pero todo aquel que reconoce a Dios como su Padre, si, pero también como un Dios reverente, inclina inmediatamente el oído a sus enseñanzas, a sus mandatos y decretos para no caer en deshonra y ser merecedores de la resurrección de vida y no de condenación.
  • EL hijo que es obediente, que inclina su oído a la enseñanza del Padre vivirá eternamente porque ha guardado, ha puesto por obra el consejo del Padre Celestial. Y no solo eso sino que sus labios, su boca hablara palabra de Sabiduría, palabra de entendimiento y de revelación de la verdad.  

Proverbios 5:3-4

  • La palabra nos habla de una mujer, que no precisamente es su esposa o novia, sino mas bien es una mujer extraña a su hogar, a su familia, a su vida familiar. Es una mujer que no ha conocido antes en su vida y que aparece repentinamente a irrumpir en su hogar.
  • Esa mujer extraña destila miel dice su Palabra. Es que cuando hay un proceso de destilado, el resultado final de este es un producto refinado, purísimo, con alta concentración del producto. En este caso es la miel, la mujer extraña le ofrecerá la miel más pura, con el mejor sabor, mis hermanos con el mejor olor y hermosa a la vista.
  • Y su paladar es más blando que el aceite; ya que sus palabras te cautivaran, te halagaran, te dirá que eres para ella, te dirá que tu pareja idónea, no lo es, te dirá lo que tu querrás oír y te cautivara y te atrapara con sus palabras.

Proverbios 5:4-8

Aquí la palabra nos indica que si entramos a conocer  aquella mujer extraña; si entramos en sus caminos lo que vamos a conseguir es un trago amargo para nuestras vidas. Sera como un ajenjo, que es una planta medicinal pequeña agradable a la vista, pero su fin es amargo para tu vida.

Seguir los caminos de la mujer extraña también es como una espada de dos filos, que es tan afilada que penetra en tu vida, penetra en tu casa, penetra en tu corazón y cuando menos te des cuenta que te ha herido de muerte y te ha herido de pecado de muerte.

El Señor te dice que no sigas sus pasos, que no sigas sus caminos porque te llevarán a la muerte; si sigues sus pasos te llevará al infierno y este caminar es un camino inestable camino de perdición; camino lleno de tristeza y angustia en tu hogar, lleno de deshonra y de incertidumbre.

Jehová de los ejércitos te dice no la conozcas, aléjate de su casa, y de su puerta, considera el camino de la vida.

Proverbios 5:9-14

Si caes en el deleite de la mujer extraña, en sus mentiras, en sus maquinaciones tus fuerzas se dividirán. El fruto de tu trabajo será dividido y tus riquezas otros lo disfrutaran. Extraños se gozaran de tu arduo trabajo. No será lo mismo trabajar para un hogar con hijos, que para varios hijos en diferentes hogares.

Cuando venga el dolor te arrepentirás de no inclinar tu oído a la reprensión, al consejo, a la enseñanza de Dios, ya que veras que es demasiado tarde. Tu cuerpo y tu alma se cansaran por no haber escuchado a Dios y la congregación y la sociedad te condenaran constantemente.

Recuerdo de un testimonio de un hermano y amigo que me dijo que uno de sus mayores dolores es pasar navidades con sus hijos y saber que uno de sus hijos no está presente y que tiene que compartir sin él. También el decir “hijo” a un niño que no es del, y saber que su hijo es abrazado por otro varón.

No menospreciemos la enseñanza, alejémonos de la mujer extraña que destila miel y su hablar seduce. Aléjate, huye y no toques su puerta y persigue el camino de la vida.

Proverbios 5:15-20

Por que dividir nuestras fuerzas con extraños? por que dividir el fruto de nuestro trabajo a desconocidos? Por que dividir el amor de nuestros hijos a otros? por que dividir las bendiciones de Dios. Protejámosla, cuidémosla, luchemos por lo que Dios nos ha dado, tu esposa, tu familia.

Luchemos por el amor de la mujer dada en nuestra juventud. Disfruta del agua de tu propia cisterna y disfruta de sus caudales. Disfruta de aquella sierva dada a tu vida, de aquella gacela amada, gózate de sus caricias y que te satisfagan en todo tiempo.

Porque esta es la voluntad de Dios para tu vida, es tuya, solamente tuya, no la compartas con nadie.

Proverbios 5:21-23

De pronto usted puede engañarme a mí, puede engañar a su esposa, puede ocultarse fácilmente de sus familiares de sus hijos. Usted cree que siempre lo hace bien, es hábil ocultando el pecado, es hábil ocultando sus encuentros con la mujer extraña, con la mujer que destila miel y que su paladar tiene un aceite agradable para tus  sentidos.

Pero déjame decirte que tus caminos y donde estas parado actualmente no sol ocultos para los ojos de Dios, no son ocultos para los ojos de Jehová de los ejércitos.

Conclusión

Así que hermanos míos. Tu joven pronto, en los tiempos del Señor, Dios te concederá tu pareja idónea. Ahora conoces que vendrá aquella mujer extraña a la cual debes rechazar, no enfrentar, sino huir de sus deleites y placeres. Tu esposo, padre de familia, inclina tu oído y sella esta Palabra en las tablas de tu corazón y está atento a no caer en tentación en pecado. Tu hombre que vives en adulterio, estos son los tiempos de arrepentimiento y redención, endereza tus caminos.

Por eso ata esta enseñanza en tu corazón, enlázala a tu cuello para que sea una guía, lámpara en tu caminar. Este mandamiento sea lámpara y luz para que te guarden de la mujer extraña, no codicies su hermosura en su corazón, y ser reducido a un bocado de pan.

Si aquella mujer cazara tu preciosa alma, oh varón!. No es posible jugar con fuego y que tus vestidos no ardan. No se puede andar en basas y que tus pies no se quemen.

Huye de la mujer extraña!.

 

Ministración Final

Usted podrá decir quien en este?. Quien es este hermano que se para aquí a hablar sobre el adulterio. Así mismo le preguntaron a Juan el Bautista y tu quien eres?. Dinos pues quien eres para que demos respuesta a quienes nos enviaron?. Eres tu Elías, eres tu el profeta, y Juan respondió y no negó, dijo yo no soy el Cristo.

Juan dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto. Yo también te digo que yo soy la voz de uno que clama en la misión Monte de los Olivos, yo soy la voz de uno que clama en Bastión Popular, yo soy uno que clamara en todo Guayaquil, yo soy la voz de uno que clamara en todo el Ecuador “Enderezad el camino del Señor”

Mis hermanos porque estos son los tiempos de Elías donde se declara la Palabra de Dios

Estos son también los tiempos de Moisés, donde las Justicia reina otra vez en los corazones de los hombres.

No importa si usted está pasando por grandes batallas, tenga hambre, miedos, desesperanza o dolor.

Porque estos son los días donde siempre hay una voz clamando en el desierto, siempre hay una voz preparando el camino del Señor.

No te afliges dijo Jesucristo, porque estos son los tiempos de Ezequiel, donde los huesos se llenan de miel.

Y son los días del Rey David donde sus hijos alaban por doquier.

Estos son días de gran cosecha, los campos ya están listos, usted y yo somos los obreros de la vina del Señor.

Por eso hoy se declarado la Palabra de Dios…Endereza tu camino al Señor!

La parábola del buen samaritano

La parábola del buen samaritano

Lucas 10:25-37

Introducción

Para el momento Jesús ya había empezado su ministerio y de llamar a los discípulos. Y no solo eso sino que ya había hecho milagros como sanar al hombre que tenia la mano derecha seca (Lucas 6:7), sano al siervo del centurión, resucito al hijo de la viuda de Naif (Lucas 7:11), libero a un endemoniado (Lucas 8:26). También Jesús ya había ensenado sobre el Reino de Dios, y había enviado en misión 70 discípulos.

Este grupo de otros discípulos como dice la Palabra en Lucas 10:1, fueron enviados a hacer precisamente lo que habían aprendido en sus enseñanzas, viéndolo y compartiendo con Jesús. Así que los mando dos en dos y cumplieron la misión encomendada: Les dijo que eran corderos en medio de lobos (Lc 10:3), decid en las casas “Paz sea en esta casa”, comed lo que os ponga adelante, y les dijo sanad a los enfermos y decirles que se ha acercado a vosotros el reino de Dios (Lc 10:9).

Cuando regresaron los 70 con gozo ya que los demonios se habían sujetado a ellos y Jesús les dijo que había visto a Satanás caer como un rayo (Lc 10:18).

Y este ultimo acontecimiento es que precede a la parábola del buen samaritano donde Jesús se regocijo en el Espíritu cuando los setenta regresaron con gozo y Jesús dijo en Lucas 10:23 “Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis; porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron y oír lo que oís, y no lo oyeron”.

Seguro al oír esto los escribas y fariseos se enojaron y su odio hacia Jesús se incremento debido a que los discípulos era bienaventurados en comparación a reyes, profetas del pueblo judío. Y dice que ellos ven y oyen cosas que los anteriores no pudieron hacerlo.

Un intérprete de la ley prueba a Jesús  (Lucas 10:25)

Vemos la figura de un intérprete de la ley, también llamado Escriba. Este era seguro maestro en la sinagoga, y ayudaban a interpretar la ley y aplicarla en la vida del pueblo. Estos se consideraban el verdadero Israel y tuvieron fuerte influencia sobre el común de la población y en la sinagoga por su santidad, y custodia de la fe de sus padres.

El escriba o interprete de la ley se levanta y le dice a Jesús “Maestro“. Al levantarse muestra su reclamo de lo que Jesús previamente les había dicho a los 70 y de manera despectiva le dice “maestro”.

Esta era la oportunidad para que todos lo que estaban presentes se dieran cuenta que Jesús estaba equivocado, que Jesús mentía, que el cómo interprete de la Ley lo iba a desenmascarar, como Escriba y conocedor, lo iba a hacer quedar mal en frente de todos!. Pero lo que no sabía el Escriba es que la Palabra dice: “Que de su plenitud tomamos todos y gracia sobre gracia, porque la Ley a través de Moisés fue dada, pero la Gracia y la Verdad vinieron por medio del Señor Jesucristo” (Juan 1:17).

El escriba pregunta “haciendo que cosa heredare la vida eterna?. El escriba buscaba una interpretación personal de Jesús para comparar con lo que el sabia y dominaba, la Ley de Moisés. Ya que él sabía muy bien la respuesta de aquello que preguntaba a Jesús!

Y Jesús le responde con otra pregunta, sabiendo lo que había en su corazón y en su mente: Que está escrito en la ley? Como lees?. Y el escriba responde: Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas, y con toda la mente y a tu prójimo como a ti mismo.

Jesús le responde: “bien has respondido, haz esto y vivirás“! Jesús entendía que los fariseos, los escribas lo doctos de la Ley, sabían la Ley pero no la aplicaban, despreciaban a sus vecinos, a todos aquellos que para ellos incumplían la ley, unos de ellos eran los samaritanos, los despreciaban y los marginaban hasta el punto de evitar contacto con ellos.

Santiago 2:8-9  “Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amaras a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado y quedáis convictos por la ley como transgresores”

Cuando Jesús se encuentra con la mujer samaritana y le dice dame de beber. La mujer se sorprende tanto y le dijo: “Por que me pides a mí de beber, si tu eres Judío, cuando Judíos y samaritanos no se tratan entre sí” (Juan 4:9).

Esa palabra como respuesta debió ser como una espada que desnudo el corazón del Escriba, puso al descubierto que el mismo conocedor de la ley y juez de ella era un incumplidor de aquella respuesta para tener vida eterna. En frente de todos se sintió acorralado, sin tener que mas que preguntar, porque su misma respuesta lo estaba condenando a el mismo.

Cuidado en nuestro caminar en Cristo Jesús nos volvemos “escribas, fariseos” de lo que sabemos y conocemos. La Palabra no fue creada para amarrar al hombre, sino para darle libertad al hombre. La Palabra no fue creada para condenar a otros, sino para tener misericordia de los demás. La Palabra no fue creada para gobernar sobre el hombre, sino para servir a los demás. La Palabra no fue creada para odiar a los demás, sino para amarnos unos a otros.

Pero acorralado ya su orgullo lo lleva a hacerle otra pregunta  para justificarse ante su vanagloria de intérprete de la ley: “Y quien es mi prójimo?.

 

Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó (Lucas 10:30)

Jesús empieza a ensenarnos lo que realmente significa “amar al prójimo” y empieza hablando de un hombre que descendía de Jerusalén a Jericó. Teólogos entendidos hablan de que este recorrido existió y existe actualmente. Es un lugar que fue peligroso y sigue siendo peligroso hasta el día de hoy, llamado “camino de sangre”. Jerusalén estaba ubicado en un monte de aproximadamente de 1219 metros de alto y todo el recorrido hasta Jericó tenia aproximadamente 21 km.

Jericó es un lugar extraordinario, se encuentra a 258 metros bajo del nivel del mar, es la ciudad más baja de toda la tierra y la más antigua del mundo. Era un oasis con excelentes condiciones climáticas y ecológicas de privilegio que le permitió adquirir un desarrollo superior a las otras ciudades de la región. (Fuente libro: Fuerza de la Tierra)

Jesús habla de un hombre que cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron y lo habrían herido hasta dejarlo medio muerto. Es una situación terrible para cualquier persona quedar indefenso por la agresión de delincuentes en medio de una vía peligrosa y en estado de muerte.

Descendieron también un sacerdote y levita (Comentarios a Lucas 10:31)

Y esta persona herida de muerte y asaltada queda en el camino a Jericó desamparada, desnuda y con riesgo de morir. Pero Jesús habla de que desciende un sacerdote por el mismo camino y lo ve al hombre herido; pero pasa de largo.

El sacerdote para aquellos momentos ejercían poder político-religioso, juntamente con los ancianos y los escribas, formaban parte del sanedrín, asamblea que constituía la autoridad más alta del pueblo judío en los tiempos helenísticos y romanos.

Fueron precisamente el sumo sacerdote, sacerdotes, ancianos y escribas que arrestaron a Jesús en Getsemaní (Marcos 14:43-47) y quienes con el concilio lo acusaron de blasfemia y por ende digno de muerte. (Marcos 14:60-65).

Los levitas no poseían tierra ni heredad dado que su única función era la de encargarse de todo lo relacionado con el Templo de Jerusalén: adoración, alabanza, sacrificios, ofrendas, servicio a la congregación y otros. Aunque no poseían tierras, los levitas vivían de las ofrendas que el pueblo de Israel presentaba en el Templo. Una parte de ellas era destinada a los levitas, quienes las tomaban para sus propias necesidades.

Históricamente, los levitas constituyeron la clase sacerdotal del judaísmo y poseían derechos exclusivos para aprender y enseñar la Torá a las demás tribus. Luego de la destrucción del Templo de Jerusalén, los privilegios y responsabilidades de los levitas se resumieron en la lectura de la Torá en las sinagogas y otras varias actividades rituales y a ayudar a los sacerdotes.

Los dos, sacerdotes y levitas, ambos relacionados al templo y sus actos religiosos seguramente tenían asuntos importantes que cumplir en el templo. Tal vez una fiesta importante judía se acercaba y debían dedicarle el tiempo a los preparativos, a los pormenores del evento, o quizás a cumplir actos diarios litúrgicos dentro de este. En fin, estaban tan atareados con cosas importantes, que debían  llegar a tiempo y no tenían el tiempo necesario para socorrer al que fue despojado y que estaba medio herido.

Me trae a la mente cuando se acercaba una fiesta de los judíos y Jesús decide ir. Pero antes de ir a las celebraciones decide entrar en el estanque de Betesda. Para Jesús, era más importante pasar por Betesda, decir al paralitico “tus pecados te son perdonados, ve levántate, toma tu lecho y anda” que ir a cumplir una fiesta importante, porque para Jesús más importante era el paralitico. (Juan 5). Para Jesús más importante es el prójimo!

Los Ladrones

La Palabra dice que el mundo está bajo el maligno (1 Juan 5:19), este anda como león rugiente viendo a quien devorar (1 Pedro 5:8) y este vino para hurtar, matar y destruir (Juan 10:10).

Nuestra sociedad ha sido asaltada por el diablo, le han robado la esperanza, le han robado la familia, le han hurtado el amor a los hijos, ha destruido el amor a las esposas. Muchos están heridos de muerte con el odio, el resentimiento, los celos, la mentira, la desesperanza, la depresión y de muerte eterna. Porque este el propósito del ladrón, de Satanás!.

 
La Iglesia muchas veces se comporta como un sacerdote y levita. Priorizamos los actos litúrgicos, los afanes del mundo, las reuniones de confraternidad y nos hacemos vista “gorda” del necesitado, del desamparado, de aquel que es realmente nuestro prójimo. Nuestro prójimo es aquel que NO tiene a Cristo en su corazón!.

No estoy diciendo que no nos congreguemos, ni oremos en nuestras iglesias. Me estoy refiriendo a priorizar cuando alguien, un vecino, un amigo, un colega pasa por problemas de angustia, o de temores en su casa, en su vida. Debemos detenernos e ir a hablarles de Cristo, de su amor, y verdad. Estoy seguro de que si faltas un día miércoles de reunión para dar la Palabra de Dios a alguien, tu pastor no se va resentir, ni te detendrá porque estas amando al prójimo!.

 

Samaritano:

Considerado un grupo mestizo había muy marcadas fricciones étnicas entre los judíos y los samaritanos, no interactuaban frecuentemente y en algunos casos, existía hostilidad entre ellos.

Pero este varón al pasar y ver al herido por el diablo, fue movido a MISERICORDIA.

El hombre en el mundo demuestra su “amor” de diferentes maneras. Es muy común regalar un buen regalo u obsequio de mucho valor, también un ramo de flores, muchas veces una cena, e incluso pensamos en sexo y momentos de pasión para demostrar que amamos a una persona. Pero la verdad Jesús no demostró su “amor” de esa manera.

  • Mateo 9:9-13 “Id, pues y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”
  • Mateo 12:1-7 “Y si supieses que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenarías a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo”
  • 1 Timoteo 1:12-16 “habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, e incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús”
  • Mateo 9:35-38

35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.

37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.

38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

A usted lo que lo debe mover no es ser exaltado, no es ser vanagloriado, peor aún felicitado por el hombre. No busque los primeros asientos en las iglesias, ni que su nombre sea recordado, no busque eso. Lo que debe moverle a compartir la Palabra de Dios al prójimo, a amar al prójimo es la misericordia y la compasión en su corazón, por aquellos que se pierden en manos del maligno.

Lo que hizo el samaritano (Juan 10:34)

Vendo sus heridas

El samaritano procede ayudar al caído con vendas, pero vemos que no uso vendas físicamente, sino que la Palabra dice que lo vendo echándoles con aceite y vino.

El aceite es el Espíritu Santo, el rio de agua de vida en su interior que cubra sus heridas, sane sus heridas, sane sus corazones quebrantados, angustiados y heridos.

El vino es la sangre preciosa de Jesús, por sus llagas somos y fuimos sanados. Es la sangre de Jesús quien limpia y sana las heridas.

Por eso la Iglesia debe salir a las calles a hablar de Jesús, que se arrepientan, conviertan para que vengan a ellos días de refrigerio, días de paz, días de esperanza. Y así salgan de la muerte a vida, de las tinieblas a la luz, de la angustia al gozo a la esperanza que es en Jesús nuestro Salvador.

Poniéndole en su cabalgadura

Luego el samaritano lo agarra y lo pone sobre su cabalgadura, lo llevo al mesón y cuida de él. Es decir que el samaritano dejo todo lo que tenía que hacer, cogió al hombre y se hizo responsable de aquel herido, le dedico tiempo, esfuerzo, porque para él samaritano aquel hombre era lo más importante. Lo llevo a un mesón a que descanse.

Tremendo, al mesón, un lugar donde el herido podría descansar, una iglesia donde recibiría amor y cuidado acompañado de aquel samaritano, de aquel hijo de Dios que está dispuesto a amar a su prójimo. En aquel lugar recibiría mas enseñanza, en aquel lugar recibiría mas instrucción de la Palabra de Dios, le hablarían mas de Cristo y siempre con el cuidado del samaritano, del hijo de Dios.

Mesonero

Luego otro día el samaritano se lo da al mesonero y le dijo que lo cuide y le dejo dos denarios. El samaritano lo deja al cuidado de otra persona, un pastor, pero junto al herido, le ofrenda dinero para ayudar a la obra de cuidarlo.

Es necesario que el siervo de Dios que trabaje en la obra evangelistica trabaje de la mano con las iglesias locales. Para cuando un herido por Satanás, se convierta y reciba a Cristo. Es necesario que se lo lleve a una iglesia cercana para que sea cuidado por un pastor, por alguien quien esté dispuesto a guiarlo en su crecimiento espiritual y persista para su salvación eterna.

Y hermano no dudemos en ofrendar para obrera evangelistica, misionera y pastoral. Es necesario recursos para edificar la obra del Reino de los cielos aquí en la tierra.

 

Jesús le pregunta: Quien, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?

El escriba responde “El que uso de misericordia con el”. Jesús le dijo ve y haz tu lo mismo.

Jesús nos manda a su Iglesia a hacer lo mismo.

Conclusión

Recordemos que Jesús habla de la parábola del Buen Samaritano después que el escriba le pregunto altivamente y orgullosamente sobre que se debía de hacer para tener vida eterna. Todo empezó cuando Jesús envió a la Misión de los 70 a predicar, a sanar enfermos, a liberar cautivos de Satanás.

Jesús enseno lo que realmente significa amar al prójimo enviando a la Misión de los 70 a hacer lo que él les había ensenado y es lo que a usted y a mí y a toda la iglesia de Cristo nos toca cumplir. Así que busque su ministerio, sea maestro, sea evangelistica o de pronto sea pastor. Empiece realmente a amar a su projimo!.

Amar al prójimo es tener un corazón misericordioso por aquellos que están dominados, heridos por el diablo. No nos podemos hacer ojos ciegos y oídos sordos al vecino, al amigo que aun no conoce de Jesús.

En el transcurso de  mi vida me encontré con muchos que  sabían la Palabra de Dios, de hecho algunos cristianos quienes pasaron de largo cuando me vieron en pecado. Porque no era digno de pronto de estar junto a mí.  También tuve aquellos que sabiendo la Palabra vienen con ímpetus agresivos a amedrentarte por ser pecador y te piden arrepentirte. O el que sabe la Palabra y dice ser cristiano y anda criticando y ven las fallas del hermano constantemente, creyendo que tienen toda la verdad.

Doy gracias a Dios que en mi conversión vino alguien que me escucho y me abrazo; y nunca me vio por debajo de sus ojos, más bien me vio con misericordia y entendía que siendo aun pecador, era su prójimo. Y me brindo el tiempo necesario para que su Palabra sane mis heridas, me pastoreo el tiempo necesario para que pueda caminar y salga del peligro de muerte. Ella me demostró  con sus actos lo que es amar al prójimo, ahora me congrego en mi Iglesia, gracias por aquella buena samaritana ahora vivo en libertad y le sirvo al Dios Todopoderoso!

El pecado en nuestras vidas

pecado nos encarcela

Aunque somos criatura y obra de Dios nacemos sin saber que hay un enemigo rondando en nuestras vidas constantemente, acechandonos con el unico objetivo de destruir nuestras vidas al alejarnos de Dios Padre y asi ser atados, atrapados, encadenados por el pecado y caer en condenacion que es la muerte eterna.

Empieza a muy temprana edad con sentimientos de odio y rencor a nuestros padres, amigos, hermanos. Muchos lo superan y otros se dejan atrapar por el. De pronto y viene la pornografia por internet, revista, seguido a veces de masturbacion, y es asi como empezamos a ser gobernados, seducidos por el pecado. A otros sera de pronto los celos a una u otra persona, no sabemos pero se vuelve un celo enfermizo, inventamos cosas, vemos cosas que no existen y vivimos una vida de tormento, celos contenciosos y nuestra vida se vuelve un tormento.

Pero la verdad es que no nos damos cuenta que ese camio nos esta llevando a la muerte, a un pozo profundo de desesperacion y angustia en nuestras vidas. Luego buscamos refugio en el alcohol, diversiones desordenadas, sexo, drogas y cualquier sustancia o actividad que el mundo nos ofrece para satisfacer nuestros sentidos y asi encontrar la “paz” que necesitamos dentro de la angustia, del temor y terror.

Juan 10:10 “El ladron no viene sino para hurtar y matar y destruir; y he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.

Asi el pecado nos gobierna y vivimos una vida de perdicion y alejada completamente de Dios. Pero este mensaje es para decirte que yo tambien estuve atrapado en el pecado y un dia Jesucristo llego a mi vida y El me libero, rompio las cadenas de opresion en mi vida y ahora soy Hijo de Dios.

No te desanimes ni desmayes, pero no luches solo esa batalla, peleala junto a aquel que capaz de sacarte de las tinieblas y llevarte a su Luz admirable. Como dijo Jesus volveras a nacer de nuevo, tendras nueva vida en Cristo, tus ojos seran abiertos y empezaras a escuchar cosas que ojos no vio y oir cosas que oido no oyo.

Dios te bendiga!

 

El pecado nos atormenta sin Dios

drogas

Se lanza una campaña contra las drogas y el hombre ha implantado centros de rehabilitación, muchos exitosos otros no.

Encontramos en ellos diferentes métodos, ojalá todos fueran efectivos al corto, mediano y largo plazo para el bien de aquellos que están en drogas por ejemplo. Pero la realidad es que es muy difícil combatir este mal, ya que cuando empieza a tentarnos, a cautivarnos, llega a ser tan fuerte en nuestras vidas su gobierno, su principado, que es  casi imposible salir de ellas.

Lamentablemente esto es el fruto de una vida sin Cristo, una vida llena de deleites y de placeres que nos satisfacen todos nuestros sentidos. Muchos son manifiestos a la vista como son adulterio, fornicación, celos, contiendas, enemistadas, pleitos, borracheras, orgías. Y otras no tan obvias a la vista como son el odio, el rencor, la envidia, los celos, chismes. Todos son frutos que se observan a la vista y que dan reflejo de que No somos hijos de Dios.

 

La pregunta es: ¿Por qué no podemos librarnos del acoso del pecado en nuestras propias fuerzas?

Sin Dios no lo podemos vencer porque la Palabra de Dice en Efesios 6:12

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Es por esto que es imposible vencer esta batalla espiritual sin Cristo. Pero con Cristo venceremos, el pecado ya no nos podrá gobernar más!. Yo doy testimonio de aquello en mi vida y por eso anuncio aquel que me llamó de las tinieblas a su Luz admirable.

Si tu vida está atrapada por el pecado, busca a Jesucristo. El venció en la cruz a toda potestad, principado y espíritu de maldad. Pero Jesús es el que debe empezar a guiar tu vida.

 

Manifiestas son las obras de la carne

Romanos 1:28-32

28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;

29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;

30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres,

31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;

32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Romanos 13:13-14

13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia,

14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

1 Corintios 5:9-10

Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios;

10 no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.

1 Corintios 6:9-10

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

2 Corintios 12:20-21

20 Pues me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes;

21 que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido.

Gálatas 5:19-21

19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Efesios 4:31

31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

Efesios 5:3-5

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;

ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

Colosenses 3:5-8

Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,

en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

1 Timoteo 1:8-11

Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente;

conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas,

10 para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina,

11 según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.

2 Timoteo 3:2-5

Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,

sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,

5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

Salmos 1

Salmos 1

Un hermoso salmo el cual habla de ser un hombre bienaventurado si no andamos en pecado y contrariamente en la Ley de Dios esta nuestro deleite cada día y noche.

Es importante resaltar que el estudio de la Palabra de Dios debe ser diariamente y no solo limitarnos a escuchar un culto el domingo o sábado. Sino, que debemos escudriñarla diariamente, debe ser nuestra prioridad y nuestro deleite diario.

La promesa de Dios es que seremos como un árbol que se alimenta constantemente de un río de agua, lleno de nutrientes que hacen que este árbol, nosotros, empecemos a dar fruto en su tiempo, nuestras hojas o nuestros trabajos para Dios no pararán y todo lo que hagamos Dios lo hará prosperar.

La Palabra de Dios es maravillosa si leemos la biblia y la estudiamos diariamente.

Bendiciones

Jesús, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo

jesus

jesus

Cuando vivimos alejados de Dios, vivimos vanamente siendo guiados por los deseos de la carne y dice la palabra de Dios que vivimos como ovejas descarriadas, ya que estamos en pecado y gobernados por el.

Juan 1:29 nos dice: “El siguiente día vio Juan (el bautista) a Jesús que venía a él y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”

Jesús, el cordero de Dios, es el único que te puede liberar, limpiar de pecado. Nadie más!. Jesús el que recibió el Espíritu Santo y permaneció sobre él. Y Jesús es aquel que bauitza en Espíritu Santo.

1 Pedro 1:18-19 “..fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de cordero sin mancha y contaminación”

En pecado vivimos vanamente, la cual heredamos de nuestros padres, Adán y Eva, y fuimos liberados no con plata, ni oro, sino con el sacrificio en la cruz de Jesús, por sus llagas  y su sangre preciosa derramada en la cruz. Y Jesús el cordero de Dios es un cordero que no se le encontró mancha, ni contaminación, ni pecado.

Ads

Estadísticas del blog

  • 24,182 visitas
A %d blogueros les gusta esto: