//
Archivos

oracion

Esta etiqueta está asociada a 3 entradas

7 características de la verdadera Iglesia de Cristo

 Introducción

Mis queridos hermanos, amados hermanos, todos tenemos en nuestros corazones una gran responsabilidad, que es la de compartir el amor, la verdad, el camino correcto a todos las personas. En otras palabras que el Reino de Dios sea implantado en todo lugar.

Principalmente a nuestros seres queridos, a familiares, amigos, vecinos y a todo lugar donde Dios nos haya colocado, a usted y a mí.

Que es la Iglesia? Sino la unión de cada persona que viva conforme a la voluntad de Dios, conforme a la guía del Espíritu Santo es la verdadera iglesia. La verdadera Iglesia no está en piedras, en edificios , ni en templos hechos por manos humanas (Hechos 17:24), sino que se construye cada día en nuestro corazones. Dios no está en templos de piedra, de mármol, de oro, está en cada individuo que ama a Jesús, que ama al Padre, y anhela fervorosamente al Espíritu Santo de Dios.

Jesús no viene por una Iglesia de piedra, ni la iglesia mas grande, sino que viene por su novia, vestida de blanco en sus corazones.

Jesús no viene por la Iglesia cristiana Aliancista, o por la Bautista, o las Asambleas de Dios, o por la Iglesia Betel y un sin número de denominaciones que actualmente existen, que lo único que refleja es que la Iglesia Cristiana está dividida, que la iglesia Cristiana tiene diferencias  y no es una sola.

De esto precisamente es que te quiero conversar, te quiero exhortar en base a su Palabra e ir y escudriñar la Iglesia primitiva, la iglesia de fe, la iglesia de unidad, la iglesia de amor y la iglesia que veía señales y prodigios en las manos de quienes creían fervorosamente en Jesucristo.

Primera característica: Perseveraban unánimes

Hechos 1:14 “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres y con María la madre de Jesús y con sus hermanos”.

Estar unánimes significa estar de acuerdo, en armonía unos con otros y con Dios. Esta comunión no era religiosa, no era teológica, no era por obligación, contrariamente era espiritual y practica. Las oraciones eran frecuentes ya que así se manifestaba la confianza total en Dios y las buenas relaciones entre hermanos.  

Era un grupo pequeño pero unido en amor de Dios, de una conducta agradable a Dios, apasionados en oración y esperaban celosamente la promesa de Cristo.

La oración unánime refleja el anhelo, un deseo común por parte los discípulos del cumplimiento de la promesa de Jesús. La comunión también refleja la fe de todos en que la promesa seria cumplida.

Es que había una promesa que en si ya venía anunciada desde el principio. Cuando le preguntaron a Juan el Bautista (Juan 1:25), porque bautizas? Si tú no eres ni el Cristo, ni Elías ni el profeta. Y Juan les respondió, yo bautizo con agua, mas en medio de vosotros esta uno, a quien vosotros no conocéis. Este es quien bautiza con el Espíritu.

Juan el Bautista viendo que Jesús venia hacia el, dijo: He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!. Y Juan dijo y yo no le conocía mas el que me envió a bautizar en agua me dijo “sobre aquel quien veas descender el Espíritu Santo y que permanece sobre él, este es quien bautiza con el Espíritu Santo y fuego” (Juan 1:33).

Jesús continua su ministerio, es juzgado y muerto en cruz, se apareció vivo después de tres días a los discípulos. Y permaneció con ellos cuarenta días y les hablo acerca del Reino de Dios (Hechos 1:3). Y dijo en Hechos 1:8 “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros, el Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra”.

Recordemos lo que dijo Juan el Bautista, yo bautizo con agua pero hay uno que os bautizara con el Espíritu Santo!!.

Es esa promesa la que les hacia anhelar celosamente su cumplimiento.

Iglesia, oramos nosotros en una misma fe y con la esperanza de esta promesa para nuestros tiempos?.

Pedimos que es Espíritu Santo obre en nosotros para la extensión del Reino de Dios?

Segunda característica: El Espíritu Santo llena el lugar                                                                  

La presencia del Espíritu Santo se da cuando existe una comunión sincera, sin revanchismos, sin murmuraciones, sin celos, sin contiendas en el corazón. Es la unidad en el amor de Cristo y ahí es cuando el Espíritu Santo se hace manifiesto en una reunión, en una congregación, y el poder que viene de lo alto tocara las vidas de las personas. De qué forma? De la forma en que Dios se quiera manifestar, en Pentecostés fue como un estruendo de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa. Hechos 2:2. Para este primer momento la llegada del Espíritu Santo se manifestó mediante viento y llamas como de fuego. Fue una señal poderosa de la presencia de Dios con su pueblo. Y este lleno a cada persona que estuvo presente y los equipo con el conocimiento de otras lenguas para que puedan predicar el evangelio y dar testimonio de Jesús en Jerusalén y todos los rincones del mundo.

De que hombres sencillos hayan podido hablar una lengua desconocida represento en sí mismo un milagro, una señal de que Dios estaba con ellos. El Espíritu hacía que los oyentes recibieran simultáneamente la interpretación, cada uno en su propia lengua materna. 

En Hechos 4:30 La Palabra dice que “el lugar en que estaban congregados tembló y todos fueron llenos del Espíritu Santo”. Vemos como debemos ser siempre llenos del Espíritu Santo y vemos nuevamente como Dios responde a la oración en la cual confiamos su poder y apelamos a la honra de su nombre.

Dios les dio mayor grado de su Espíritu y todos ellos fueron llenos con el Espíritu Santo más que nunca; por ello no sólo fueron estimulados, sino capacitados para hablar con denuedo la palabra de Dios.

 

O simplemente cae sobre todos los que oían el discurso de Pedro en Hechos 10:44. El Espíritu Santo descendió sobre los que ni siquiera estaban circuncidados ni bautizados; el Espíritu es el que vivifica, la carne de nada aprovecha. Ellos magnificaron a Dios, y hablaron de Cristo y de los beneficios de la redención.

Y le pidieron a Pedro que se quedara con ellos algunos días. ¿Por qué? Sin duda para enseñarles más cosas. El ser recibidos como miembros de la iglesia no es el fin, sino el principio de la vida cristiana (Hechos 10:48).

Es Espíritu Santo no puede manifestarse si no hay fe, si no hay amor entre hermanos, si no hay una comunión sincera, si hay vanagloria, orgullo en el corazón, y lo más importante si el amor de Cristo no está en primer lugar en los corazones de los congregados.

Mis hermanos si usted es Cristiano y no cree en el bautismo del Espíritu Santo, es como negarle a Dios mismo de su majestuosidad y grandeza. Entonces como no cree, no lo recibe. El diablo le ha quitado esta palabra y verdad. El enemigo, el mentiroso, no quiso solamente quitarle la primera palabra compartida cuando se convirtió, sino que constantemente le quiere arrebatar, quitar, las promesas de Dios para su vida.

Para recibir esta promesa debe creerlo en su corazón, anhelarlo, clamarle: Padre ven a mí y Bautízame con tu Espíritu Santo. Y el Padre cuando vea que usted lo anhela fervorosamente, que camina en Fe, El vendrá y cumplirá su promesa sobre su vida. Debemos creer y de que somos galardonadores porque lo buscamos.

Tercera característica: Partimiento del pan

De acuerdo no a mí, sino a la Palabra en Hechos 2:42 “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

Doctrina de los Apóstoles: Vemos que anhelaban recibir enseñanzas por medio de los apóstoles, podemos imaginar que se sentaban atentos a ver qué palabras y enseñanzas traía Pedro a sus vidas, sus experiencias vividas con Jesús y sus testimonios junto a su Maestro. Dedicaban el tiempo y prestaban atención a todo los que se les ensenaba.

La doctrina de los apóstoles era el pan espiritual que anhelaban recibir y anhelaban compartir los discípulos de Jesús. Ese pan espiritual era multiplicado y había un enorme interés en recibirlo. Es que la fe se transfiere, es que unción se contagia. Yo lo invito a que busque juntarse con hermanos que crean, buscan y encuentran todas estas promesas. Que busquen a Dios en la intimidad, en la madrugada, que demuestren que Dios está con ellos y júntense y aprendan.

Así fue el caso de Elías y Eliseo. Eliseo se le junto como “chicle” a Elías. Muchas veces Elías le dijo mira “quédate aquí” sea en Jericó o en el Jordán. Pero Eliseo le decía “Viva Jehová, Viva tu alma, pero no te dejare!. Júntese con alguien que le pueda transmitir su vida, su experiencia real y verdadera con Dios.

La mentira de Satanás es que ponemos en una misma canasta al trigo y a la cizaña, ponemos en una misma canasta al verdadero con el falso. Y esto es mentira de Satanás. 

Es verdad que hay de los falsos profetas, de que inventan hablar  en lenguas, o que charlotean palabra profética, que Dios tenga misericordia de ellos. Pero debemos saber que los dones del Espíritu están ahí presente en la iglesia, júntese a un “Elías” y aprenda de él y busque ser compartido de la promesa más maravillosa de Dios que es el bautismo en el Espíritu Santo.

 De pronto me expulsen de la Iglesia en la que estoy. Pero yo no sigo al hombre, el hombre miente, el hombre falla. El hombre nació en 1971, al que sigo es el que es  desde el principio y el fin. El hombre tiene un nombre carnal, al que sigo, se llama Jesús y tiene un nombre que es sobretodo nombre, al que sigo es el Alfa y La omega.

Compartían sus bienes: Todos los que creían están juntos y tenían en común todas las cosas (Hechos 2:44) y tenían sus propiedades y sus bienes y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

Y perseverado unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. (Hechos 2:46)

Su comunión era tan hermosa que compartir su amor en Cristo, los alimentos, la cena del Señor juntos y muy a menudo, sus bienes  y posesiones compartían entre los que mas tenían necesidad.

Hechos 4:32 “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma, y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

Podemos ver que existía compañerismo y solidaridad, el amor de Cristo los motivo a compartir sus bienes y riquezas con los más necesitados, no había entre ellos ningún necesitado un amor practico reflejado en el compartir los bienes y de cuidar de la provisión de ellos.

Hechos 4:34 ” Así que no había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían y traían el precio de lo vendido”.

El amor existente en la iglesia primitiva los llevaba a preocuparse por el bienestar de los demás hermanos. Era una forma de vida que ayudo de sobremanera en la extensión del Reino de Dios en la tierra, donde nadie tenía un afán de posesión de bienes, la palabra “mío” fue erradicada de entre sus labios. Algo muy importante es que nada les era impuesto, contrariamente todo era voluntario. 

Tercera característica: Maravillas y señales

Hechos 2:43 “Y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles”.  El hablar en lenguas fue en si una maravilla, un milagro de Dios. Ya que muchos de ellos empezaron a hablar en lenguas que les permitieron compartir las maravillas de Dios a muchos extranjeros y vecinos de los pueblos cercanos, en su mismo idioma.

Hechos 4:33 “Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, abundante gracia era sobre todos ellos”.

Sacaban a los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Hechos 5:16

Hechos 5:12 “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de salomón.

Cuando hay unidad, comunión, desprendimiento de las riquezas del mundo y donde el amor de Cristo es la prioridad, es que las manos del hombre se vuelven instrumento para proclamar su misericordia. Las señales eran las confirmaciones para los no creyentes de que el evangelio que se proclamaba era fiel y verdadero.

Si usted no creen en milagros es como que le dijera a Satanás que está jubilado, que ya en el año 2000 decidió jubilarse y ordeno a todas sus huestes espirituales de maldad que se retiren de acosar al hombre. Gran mentira!. El diablo es el mismo hace 2000 anos y si la iglesia no ejerce su autoridad es siendo un siervo inútil, un hijo de Dios dice creer en Jesucristo pero no creen las cosas que hizo. Dice la palabra que hubieron tantos milagros, que si se hubieran escritos todos, no entrarían todos los libros que se hubiesen escrito. Pero las que se escribieron fueron escritas para que usted y yo creamos.

En mi vida actual, he decidido creer, cuando tengo oportunidad voy y oro por los enfermos y le dijo Señor tu Palabra me manda a creer y a hacerlo, he cumplido tu mandato. Tengo que pronto veré su Gloria frente a mis ojos y se los  digo aquí delante de esta congregación, un día veremos sanar enfermos, recuperación de vista a los ciegos, caminar a paralíticos, y curar enfermedades. Delante de esta congregación te lo pido Señor Jesús.

Cuando Jesús le dijo a Natanael: De cierto os digo que desde hoy veras los cielos abiertos y a los ángeles de Dios subir y descender sobre el hijo del hombre. Debemos entender que los ángeles están junto a todo hijo de Dios, y yo me imagino a los ángeles decir: cree, cree, pide, pide. Para qué? para subir tu petición con olor fragante al Padre y luego descender con la respuesta del Altísimo.

Mi hermano camine en fe, ore por enfermos, imponga manos al dolido. A veces veo a mi suegro abatido por el diablo, enfermo y sin saber qué hacer. Ahora mismo veo a mi madre que en su juventud llena de orgullo, el día de hoy con todas las enfermedades encima, y con una mano temblorosa. Es que mis hermanos ahora estoy en la búsqueda de la intimidad de Dios, para que me equipe con su unción, que me guie, que me de fe. Y no se lo digo como vanagloria, sino para que usted también crea, lo busque, encuentre y salga a las calles no solo a evangelizar sino a traer el Reino de Dios en cada uno de los hogares donde el diablo ha puesto sus manos sucias.

Si esperamos grandes cosas de Dios y emprendemos grandes cosas por Dios, sucederán cosas. Cuando muere la fe mueren también los resultados.

Cuarta característica: El Señor añadía cada día

Hechos 2:47 Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Hechos 4:4 “Pero muchos de los que habían oído la Palabra, creyeron, y el numero de los varones era como cinco mil”

Hechos 5:14 “Y los que creían en el Señor aumentaban mas, gran numero así de hombres como de mujeres,

El secreto de la expansión del evangelio no es eventos de promocionales, no son grandes shows y espectáculos de payasos, mimos, teatro. No mis hermanos, el verdadero crecimiento esta cuando usted y yo estamos en santidad, buscamos a Dios en lo más profundo de nuestra intimidad y pedirle que su Espíritu Santo venga a nuestras vidas y nos inunde y controle todo nuestro ser.

Y así cuando salgamos a las calles a predicar, a ensenar, los que escuchen se arrepientan y se convierta, y así pasen de muerte a vida, de las tinieblas a la Luz, y enderecen sus caminos en las senda junto a Cristo Jesús. Y Dios agregara los que deban ser añadidos a la iglesia.

Quinta característica: Sencillez de los apóstoles

Hechos 3:6 “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”.

Vemos como los apóstoles a pesar que muchos ponían el fruto de los bienes a sus órdenes, no se llenaban los bolsillos, sino que los repartían en los más pobres, con las viudas, con los que estaban sin trabajo, sin ningún compromiso con nadie y sin ningún interés de por medio.

El evangelio es de gracia, y por gracia lo recibimos por gracia lo damos. Jesús dijo: Al que quiera le daré de beber de la fuente de agua de vida gratuitamente.

Pidamos misericordia por aquellos que predican evangelio de prosperidad, aquel evangelio donde se negocia con Jesucristo. Que Dios los libre de la desgracia venidera y los perdone siempre.

Sexta característica: En todo lugar

Hechos 5:42 “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de ensenar y predicar a Jesucristo”. El evangelio fue predicado en el templo, pero también en las calles, en las casas. Era tanto el impacto de recibir el Espíritu Santo que había una necesidad tremenda de saber más detalles, acontecimientos, y experiencias vividas por los apóstoles junto a Jesucristo.

 

Séptima: Nunca perdieron el enfoque: La Palabra de Dios

Hechos 6:2 “Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios para servir a las mesas.

Hechos 6:4 “Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la Palabra”

Este es un ejemplo para todo pastor, ministro de predicación, cuando realmente no entendemos cual es la verdadera función de ministro predicador. Aquí vemos como se dieron cuenta que habían actividades que no edificaban a su comunión, que es la oración profunda e intima con Dios para que la predicación este llena de frescura y de Palabra de poder y de autoridad.

 Conclusión

Para concluir debemos regresar al inicio, a la promesa de Jesús: Y recibirán poder cuando venga sobre ustedes el Espíritu Santo y este lo bautizara.

Realmente debemos estar decididos a pagar un precio, no un sacrificio porque Jesús ya hizo todos los sacrificios por nuestra salvación, me refiero que si debemos creer, anhelarlo, persistir y creer que lo alcanzaremos. Qué? El bautizo del Espíritu Santo!

Cual es este precio?. Ya Cristo estuvo tocando la puerta de nosotros y decidimos abrirle la puerta de nuestro corazón. Y es así como el entro a nuestras vidas y empezamos una vida en Cristo. Pero ahora es necesario prepararnos para la “cena”.

El dijo “entrare a él, cenare con él y el conmigo”. Muchos no buscan ese restaurant, ese lugar encantador, con poco o nada de gente y con apenas una vela como lámpara. Donde puedas recibir al novio de la iglesia y estar solo y únicamente con Jesús. Ese restaurante es tu aposento, tu lugar intimo en tu casa, donde decides alejarte del mundo, del trabajo, familia, hijos, de todo. Porque el que no decide dejar padre o a madre, ni esposa ni a hijos por Jesús, no es digno de Él.

Jesús entro a una casa y entro en la casa de Marta y María. Cuando entra María se sentó inmediatamente a los pies del Maestro y María dijo ya voy y empezó a terminar los quehaceres de la casa. Y Mara le dice Señor, que dices que María no me ayuda!. Jesús le dice Marta, Marta, cansada y turbada estas, de hecho María hace bien.

Lo mismo pasa con nosotros, no decidimos dejar todo por Cristo, no dejamos el futbol, las noticias, el trabajo a un lado, las reuniones de negocios, no le decimos quiero cenar contigo Señor Jesús, quiero hablarte y que tú me hables, quiero que me hables y yo escucharte.

Anotaciones: Libro “Dios no tiene favoritos, tiene intimos”

  • Cuando oramos, nosotros buscamos a Dios, pero cuando adoramos Él es quien nos busca
  • Adorador no es el que canta o toca un instrumento, sino el que está cerca de Dios
  • Adoración es una respuesta a la presencia del Padre, por eso, cuanto más intimidad, mas revelación, y el resultado será mas placer al Padre y mas comunión entre el Cielo y la Tierra.
  • Cada congregación donde nos reunimos a adorar tiene que ser un pedacito del cielo para la tierra y el que se acerque tiene que ser afectado y transformado.
  • El sueno de Dios no es ver templos llenos, sino ciudades y naciones enteras transformadas. No podemos poner una nación dentro de un templo, pero si podemos poner toda la Iglesia dentro de una nación.
  • Que haya gente dispuesta a pagar el precio de subir a la cumbre del monte, cara a cara con Dios y bajar los sonidos del cielo, las letras originales para este tiempo, las estratégicas especificas para cada lugar y ministerios realmente nacidos de Dios.
  • La vida de adoración es una aventura y cada día hay algo nuevo por eso debemos desarrollar la espontaneidad y corresponder a los que Dios pide en más de 200 versículos “canten a mi un cantico nuevo”
  • Sacerdote es aquel que tiene la marca de la Sangre del Cordero, y tiene libre acceso al trono para adorar e interceder.
  • Pero nosotros muchas veces estamos llenos de dolores, pecados, miserias y sin posesiones porque nunca nos vimos como ejecutivos de lo que Jesús hizo en la cruz. Estamos esperando que “Dios haga la obra”, pero en realidad El ya la hizo en la cruz y solo falta que nosotros la ejecutemos en nuestras vidas y en nuestro territorio
  • Pero los profetas del nuevo pacto no llevan a la gente a la presencia de Dios, sino que crean ámbitos del cielo en la tierra para que el que se acerque se transforme y se conecte directamente con Dios
  • Es ahí donde vemos perdidas generacionales en el avance del propósito de Dios en la tierra. Gente que quizás es conocida en la tierra, delante de los hombres. Pero sin valor y sin efecto en el mundo espiritual.
  • Todos los que buscan provocar la sonrisa de Dios en todo lo que hacen en secreto y en público, son los que se vuelven famosos en el cielo y temidos en el infierno.
  • Necesitamos desarrollar el buen habito de la confesión, que no sea en un campamento o retiro, fruto de algo emocional, sino de forma consciente. Una confesión hablada o escrita, tipo carta documento, y que quede un registro legal de las cosas que se están desprendiendo.
  • Es impresionante ver como Dios la intimidad con su pueblo. No es suficiente que seamos siervos que le llamen Señor, porque un siervo no sabe lo que hace su Señor. El nos llama a su lugar secreto de amores para desposarnos en otro nivel de compromiso. Y cuanta más intimidad, vendrá mas respuesta del cielo que cambiara la tierra.
  • Un intimo del Padre es aquel que ama lo que El ama y odia lo que El odia. Todos sabemos que Dios odia el pecado y sus síntomas.

intimos

La Oración que agrada a Dios

clamar

Propósito: Entender la importancia y como implementar la oración en nuestras vidas.     

Aforismo: La oración es la llave del lugar santísimo, la presencia misma de Dios.

Introducción

El hijo de Dios vive en este mundo pero ya no es de este mundo, si es verdad, pero la Palabra dice que sufriremos persecuciones, aflicciones, el mundo nos buscara conquistarnos con sus deleites y engaños. Nuestro enemigo “Satanás” buscara en todo momento mentirte, tentarte, robarte, herirte para que desfallezcas en tu caminar en Cristo Jesús y te alejes de Dios.

Por eso la importancia del estudio de la oración y de cómo hacer de esta una actividad frecuente en nuestras vidas diarias para poder fortalecernos diariamente mediante la fuente de sabiduría, de fortaleza que es Dios mismo.

Efesios 6:18 “Orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el Espíritu y velando en ellos con toda perseverancia y suplica por todos los santos y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,  por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar”

 

  1. Que es la oración?
    1. Es el lazo que une a Dios con su pueblo, es el momento de encuentro entre Dios y sus hijos. Llamado Tefila, en la oración hay un fenómeno de reciprocidad, Dios se acercara a todo aquel que aspira a ascender a Él. De este acercamiento reciproco entre su hijo y El nace un contacto y es donde se da lugar el perfecto apego entre el hombre y su creador.
    2. Gracias a este encuentro entre Dios y el hombre, donde la oración sincera tiene fuerza tal que permitirá que el hombre se eleve de un nivel que el espíritu humano solo no puede alcanzar.
    3. Grandes hombres fervientes por Dios dedicaron una hora o más para su encuentro con la Divinidad y junto a un corazón sincero alcanzaron no solo la presencia Divina y su asistencia; sino que también vieron hechos sobrenaturales como respuesta a su clamor y búsqueda sincera de Dios.
    4. Es una arma poderosa que el Cristiano puede utilizar para pedir ayuda y fuerzas al Padre Celestial. Buscamos llenarnos del amor de Dios, de la verdad del Padre, de la revelación de su hijo. Es buscar la presencia de Dios mismo, buscar el contacto con lo invisible
    5. Muchos pierden la batalla porque no usan esta herramienta para clamar, interceder, invocar, llamar y pedir ayuda al Dios Altísimo. 
  1. Beneficios de la oración
    1. Recompensa: Dios nos va a escuchar y El nos va a recompensar y a dar respuesta a nuestras peticiones
    2. Recibiremos misericordia y gracia. Hebreos 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”
    3. Fortalecidos: Mateo 26:41 “Velad y orad, para que no entréis en tentación, el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”
    4. Revelaciones: Jeremías 33:3 dice: “Clama a mí y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”.
    5. Sanidades: Santiago 5:16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
    6. Ilustración: La oración en el jardín. Lucas 22:39-46. “Y saliendo, se fue, como solía, al monte de los Olivos, y sus discípulos también le siguieron. Cuando llego a aquel lugar, le dijo: Orad que no entréis en tentación. Y él se aporto de ellos a la distancia como de un tiro de piedra  puesto de rodillas oro, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mi esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. y estando en agonía, oraba más intensamente y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Cuando se levanto de la oración, y vino a sus discípulos, los hallo durmiendo a causa de la tristeza, y les dijo: Porque dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.”

 

  1. Cuando debemos orar?
    1. En todo tiempo: Debemos hacer de la oración una práctica constante, de manera perseverante y lo más importante aplicada a cada actividad de nuestras vidas.
    2. Constante: Es un error el pensar que orando una vez a la semana es suficiente. Es necesario orar diariamente para fortalecernos en el Señor.
    3. Perseverantes De ahí que el apóstol Pablo nos da un desafío en 1 Tesalonicenses 5:7, al decir: “Orad sin cesar”. En Romanos 12:12 también dice: “Constantes en la oración”.
    4. ILUSTRACION: Lucas 18:1 Parábola viuda. “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venia a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le hare justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a el día y noche? Se tardara en responderles?. Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, hallara fe en la tierra?.         
  1. Que le pedimos?
    1. Peticiones: Filipenses 4:6 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
    2. Por los demás: Lucas 6:28 “bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian.”
    3. Conviene: que es Espíritu nos ayude en nuestra debilidad, pidiendo lo que realmente nos conviene (Rom 8:26) No pide por comodidad o paz, sino en tener constancia, denuevo y sabiduria en el momento de compartir el evangelio.
    4. Ilustración: Lucas 11:9-13 “Y yo os digo: Pedí y se os dará; buscad y hallareis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. Que padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?. O si le pide un huevo, le dará un escorpión?. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, cuanto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Lamentablemente pedimos mal, pedimos para nuestros deleites y no pedimos lo que realmente nos conviene. Y lo que debiéramos de pedir es su Espíritu Santo todos los días y noches, para ser llenos de Él y ser bautizados por El para andar con autoridad y poder compartiendo el evangelio, liberando cautivos, dando vista a los ciegos y anunciar con poder el año agradable del Señor. 

  1. Características de la oración
    1. Intensamente: debe ser una oración de clamor, suplica con todo nuestro espíritu, orando en el Espíritu Santo (Judas 1:20). Clamar significa pedir o requerir una cosa con vehemencia o desesperación.
    2. En espíritu y verdad. Nuestro espíritu en armonía con Dios, sintiéndonos sus hijos con un sentido de pertenencia, con el cual clamamos Abba Padre. Con palabras de verdad y no de palabrería. Es Jesucristo en nuestras vidas que nos enseña y nos permite orar en espíritu.
    3. No es egoísta: muchas veces pedimos y pedimos para nosotros, Pablo enseña que debemos orar unos por otros, por todos los aquellos separados para Dios y especialmente por aquellos que están encargados de los ministerios de predicación, evangelización, pastores, etc.
    4. Hebreos 5:7 “Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y suplicas con gran clamor y lagrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.

 

  1. Donde orar?
    1. En tu aposento: Tener un lugar secreto de oración, un lugar donde nadie te distraída, ni el teléfono, ni la computadora, ni tus niños, ni ningún miembro de la familia. Es un lugar asignado alejado del mundo para hablar con Dios.
    2. En lo secreto: Estar con nuestro Padre celestial en lo secreto debe ser nuestro mayor gozo. La oración hecha en frente de muchas personas, la oración hecha con el fin de que la gente nos vea que fantásticos somos para orar no es la más eficaz.  
  1. Que bloquea la oración
    1. Isaías 29:13 El orar sin el corazón, sin temor a Dios, con malas obras.
    2. Santiago 4:3 pedimos mal, no pedimos, y si pedimos para nuestros deleites.
    3. No estar en santidad: Salmo 24 “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en el habitan. Porque él la fundo sobre los mares, Y la afirmo sobre los ríos. Quien subirá al monte de Jehová?. Y quien estará en su lugar santo?. El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño. El recibirá bendición de Jehová,  Y justicia del Dios de salvación. Tal es la generación de los que le buscan, De los que buscan su rostro, oh Dios de Jacob.”  
  1. En que condición orar?
    1. Acción de gracias: nuestra respuesta a sus obras. Salmo 103:1 “No olvides ninguno de sus beneficios.
    2. No olvidar las obras de Dios en tu vida: te ha perdonado, sano tus dolencias, rescato del hoyo de donde te rescato, y de sus misericordias y favores.
    3. Tener confianza: Y esta es la confianza que tenemos en el, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, el se enaltece, será humillado y el que se humilla nos oye. (1 Juan 5:14)
    4. Creyendo: Mateo 18:19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren les será hecho por mi Padre que está en los cielos”
    5. Con fe: Marcos 11:24 “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá”.
    6. Unánimes: Hechos 1:14 Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.
    7. En humildad: Siempre entendiendo nuestra condición de pecadores, de la necesidad siempre de su perdón, limpieza de pecados y de su gracia y misericordia. Lucas 18:9-17. “A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola. Dos hombres subieron al templo a orar, uno era fariseo y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera. Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, se propicio a mí, pecador. Os digo que este descendió a su casa justificado antes que el otro, porque cualquiera que será enaltecido. Recordemos que Dios escuchara a todo aquel que es pobre y humilde de espíritu y que tiembla a su Palabra (Isaías 66:2).

Conclusión

La oración es una herramienta que todo hijo de Dios tiene a la mano no solo para fortalecerse espiritualmente y sobrellevar y ser victorioso en los momentos de pruebas y tentaciones. Sino que es la llave para el lugar santísimo y para pedir lo más preciado, lo prometido que es el Espíritu Santo de Dios. Esta oración debe ser persistente, constante, de día y de noche con una acción de gratitud, humilde y de mucha fe para acceder a la misericordia, el perdón y de aquellas cosas sobrenaturales que Dios tiene preparado para los que lo amamos. Así que mis hermanos hagamos uso de esta poderosa herramienta que Jesús mismo enseno a sus discípulos y que nosotros debemos hacerla nuestras en nuestro diario caminar en Cristo Jesús Señor nuestro.

Ads

Estadísticas del blog

  • 24,182 visitas
A %d blogueros les gusta esto: