//
Archivos

La Reforma

Esta etiqueta está asociada a 3 entradas

Aportes de Martin Lutero al Cristianismo

Martin Lutero

  • La Palabra de Dios es mucho más que la Biblia, es nada menos que Dios mismo.
  • El verbo que se hizo carne y habita entre nosotros, Dios habla y actúa a través de su Palabra. Su Palabra es Cristo y el Padre, por eso insiste en la autoridad de las Escrituras. La autoridad final no radica en la Biblia ni en la iglesia, sino en el evangelio, en el mensaje de Jesucristo, quien es la Palabra de Dios encarnada.
  • La verdadera revelación se da al entender la cruz de Cristo, su camino, su verdad y la vida. Y es aquí donde todo conocimiento anterior cae por tierra y lo empiezas a conocer por su revelación.
  • Para Lutero la eucaristía siempre siguió siendo, junto a la predicación, el centro del culto cristiano.
  • La verdadera fe no ha de imponerse mediante la autoridad civil, sino mediante la proclamación de la Palabra.
  • El pecado humano es tal que no podemos poder alguno para librarnos de él. Solo mediante la acción de Dios  podemos ser justificados y librados del poder del maligno.

Aprende más sobre la Historia del Cristianismo: compra el libro “Historia del Cristianismo”

La Reforma: Las letras y la biblia políglota Complutense

La reforma y las letras

Biblia políglota complutense

Dentro del proyecto de la Reforma toma importancia las letras sagradas ya que la Reina estaba convencida de que la iglesia estaba en la necesidad de dirigentes mejor adiestrados y se dedicó a fomentar los estudios. Cisneros no podía estar contrario a esto y estuvo de acuerdo con la Reina y la necesidad de reformar la iglesia, no solamente con medidas administrativas sino también con el cultivo de las letras sagradas.

La imprenta fue una de las grandes aliadas e Isabel fomento su desarrollo en España y pronto se encontraron imprentas en Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Salamanca, Zamora, Toledo, Burgos y en otras ciudades de España.

La universidad de Alcalá, cuyo nombre original fue Colegio Mayor de San Ildefonso, fue un centro docente creado por Francisco para ser el núcleo de la gran reforma de la Iglesia  y de la vida española por los años 1508. De ahí surgieron personajes como Miguel de Cervantes, Ignacio de Loyola y Juan  de Valdés y es un ejemplo de la importancia de los estudios superiores tanto para Isabel y para Francisco.

Cisneros siguiendo la inspiración reformadora de la Reina Isabel crea la Biblia Políglota Complutense. Durante más de diez años trabajaron los eruditos en la gran edición de la Biblia. Tres conversos del judaísmo se ocuparon del texto hebreo, un cretense y dos helenistas españoles se responsabilizaron del griego. Y los mejores latinistas de España se dedicaron a preparar el texto latino de la Vulgata. La biblia a su término contaba con seis volúmenes y la obra fue terminada de imprimir en 1517 y su publicación final fue sino hasta 1520. Según Cisneros la biblia daba inicio a una teología mucho más pura que cualquiera surgida de fuentes menos directas.

Antecedentes de la Reforma: La Reina Isabel y Francisco de Cisneros

Es importante establecer un antecedente de la situación de la iglesia antes de la Reforma y para esto debemos mencionar que durante los años de Isabel y Fernando, quienes heredaron la corona de Castilla, la iglesia se encontraba en urgente necesidad de reforma ya que había incertidumbre política, el alto clero se había dedicado a las prácticas belicosas, los obispos eran más guerreros que pastores, seguían sus propios intereses políticos y económicos. Así también el bajo clero, aunque sin lujos y poder, eran ignorantes, incapaces de responder a las más sencillas preguntas religiosas por parte de los feligreses y muchos solamente repetían de memoria la misa.

Te invitamos a comprar el libro “Historia del Cristianismo” Tomo 2 de Justo L. Gonzalez

Antecedentes de la Reforma

Francisco Jimenez de Cisneros

Era un ambiente donde los conventos y monasterios no reflejaban la regla monástica, sino que seguían los deseos de los monjes y monjas de la alta alcurnia. El descuido de la oración era inminente, incluido el descuido al celibato con hijos bastardos tanto en el alto clero y entre los curas párrocos quienes vivían muchas veces con sus hijos y concubinas.

En medio de todo este ambiente político y de desorden en la iglesia, Isabel por su parte era una mujer devota y seguía rigurosamente las horas de oración. Para ella las costumbres licenciosas y belicosas del clero eran un escándalo y pese a tener incongruencias con Fernando, ella hizo valer su voluntad en Castilla. Además Isabel estaba convencida de la necesidad de reformar la iglesia en sus dominios y el único modo de hacerlo era teniendo a su disposición el nombramiento de quienes debían ocupar altos cargos eclesiásticos.

Uno de los pasos importantes para la Reforma fue el nombramiento de Francisco Jiménez de Cisneros a quien Isabel hizo arzobispo de Toledo. Francisco fue un fraile franciscano en quien se combinaba la pobreza y austeridad franciscanas con el humanismo erasmista, permaneció en un monasterio franciscano donde toma el nombre de Francisco. Fue consejero de la Reina Isabel y cuando estuvo vacante el puesto en la sede de Toledo la Reina decidió nombrarlo para ese cargo con el nombramiento dado por Roma; quien luego se convertiría en el gran reformador de la iglesia española.

Isabel y Fraile Francisco colaboraron en la reforma de los conventos. La Reina se ocupaba mayormente de las casas religiosas y el Arzobispo Francisco de los monjes y frailes. Cisneros era directo al usar su autoridad y pronto tuvo enemigos que enviaron protestas a Roma y a pesar que hubo problemas con Roma tenía el respaldo de Isabel y la autoridad necesaria para llevar a cabo eficazmente la reforma.

Te invitamos a comprar el libro “Historia del Cristianismo” Tomo 2 de Justo L. Gonzalez

Ads

Estadísticas del blog

  • 24,182 visitas
A %d blogueros les gusta esto: