//
Archivos

hechos

Esta etiqueta está asociada a 5 entradas

7 características de la verdadera Iglesia de Cristo

 Introducción

Mis queridos hermanos, amados hermanos, todos tenemos en nuestros corazones una gran responsabilidad, que es la de compartir el amor, la verdad, el camino correcto a todos las personas. En otras palabras que el Reino de Dios sea implantado en todo lugar.

Principalmente a nuestros seres queridos, a familiares, amigos, vecinos y a todo lugar donde Dios nos haya colocado, a usted y a mí.

Que es la Iglesia? Sino la unión de cada persona que viva conforme a la voluntad de Dios, conforme a la guía del Espíritu Santo es la verdadera iglesia. La verdadera Iglesia no está en piedras, en edificios , ni en templos hechos por manos humanas (Hechos 17:24), sino que se construye cada día en nuestro corazones. Dios no está en templos de piedra, de mármol, de oro, está en cada individuo que ama a Jesús, que ama al Padre, y anhela fervorosamente al Espíritu Santo de Dios.

Jesús no viene por una Iglesia de piedra, ni la iglesia mas grande, sino que viene por su novia, vestida de blanco en sus corazones.

Jesús no viene por la Iglesia cristiana Aliancista, o por la Bautista, o las Asambleas de Dios, o por la Iglesia Betel y un sin número de denominaciones que actualmente existen, que lo único que refleja es que la Iglesia Cristiana está dividida, que la iglesia Cristiana tiene diferencias  y no es una sola.

De esto precisamente es que te quiero conversar, te quiero exhortar en base a su Palabra e ir y escudriñar la Iglesia primitiva, la iglesia de fe, la iglesia de unidad, la iglesia de amor y la iglesia que veía señales y prodigios en las manos de quienes creían fervorosamente en Jesucristo.

Primera característica: Perseveraban unánimes

Hechos 1:14 “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres y con María la madre de Jesús y con sus hermanos”.

Estar unánimes significa estar de acuerdo, en armonía unos con otros y con Dios. Esta comunión no era religiosa, no era teológica, no era por obligación, contrariamente era espiritual y practica. Las oraciones eran frecuentes ya que así se manifestaba la confianza total en Dios y las buenas relaciones entre hermanos.  

Era un grupo pequeño pero unido en amor de Dios, de una conducta agradable a Dios, apasionados en oración y esperaban celosamente la promesa de Cristo.

La oración unánime refleja el anhelo, un deseo común por parte los discípulos del cumplimiento de la promesa de Jesús. La comunión también refleja la fe de todos en que la promesa seria cumplida.

Es que había una promesa que en si ya venía anunciada desde el principio. Cuando le preguntaron a Juan el Bautista (Juan 1:25), porque bautizas? Si tú no eres ni el Cristo, ni Elías ni el profeta. Y Juan les respondió, yo bautizo con agua, mas en medio de vosotros esta uno, a quien vosotros no conocéis. Este es quien bautiza con el Espíritu.

Juan el Bautista viendo que Jesús venia hacia el, dijo: He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!. Y Juan dijo y yo no le conocía mas el que me envió a bautizar en agua me dijo “sobre aquel quien veas descender el Espíritu Santo y que permanece sobre él, este es quien bautiza con el Espíritu Santo y fuego” (Juan 1:33).

Jesús continua su ministerio, es juzgado y muerto en cruz, se apareció vivo después de tres días a los discípulos. Y permaneció con ellos cuarenta días y les hablo acerca del Reino de Dios (Hechos 1:3). Y dijo en Hechos 1:8 “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros, el Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra”.

Recordemos lo que dijo Juan el Bautista, yo bautizo con agua pero hay uno que os bautizara con el Espíritu Santo!!.

Es esa promesa la que les hacia anhelar celosamente su cumplimiento.

Iglesia, oramos nosotros en una misma fe y con la esperanza de esta promesa para nuestros tiempos?.

Pedimos que es Espíritu Santo obre en nosotros para la extensión del Reino de Dios?

Segunda característica: El Espíritu Santo llena el lugar                                                                  

La presencia del Espíritu Santo se da cuando existe una comunión sincera, sin revanchismos, sin murmuraciones, sin celos, sin contiendas en el corazón. Es la unidad en el amor de Cristo y ahí es cuando el Espíritu Santo se hace manifiesto en una reunión, en una congregación, y el poder que viene de lo alto tocara las vidas de las personas. De qué forma? De la forma en que Dios se quiera manifestar, en Pentecostés fue como un estruendo de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa. Hechos 2:2. Para este primer momento la llegada del Espíritu Santo se manifestó mediante viento y llamas como de fuego. Fue una señal poderosa de la presencia de Dios con su pueblo. Y este lleno a cada persona que estuvo presente y los equipo con el conocimiento de otras lenguas para que puedan predicar el evangelio y dar testimonio de Jesús en Jerusalén y todos los rincones del mundo.

De que hombres sencillos hayan podido hablar una lengua desconocida represento en sí mismo un milagro, una señal de que Dios estaba con ellos. El Espíritu hacía que los oyentes recibieran simultáneamente la interpretación, cada uno en su propia lengua materna. 

En Hechos 4:30 La Palabra dice que “el lugar en que estaban congregados tembló y todos fueron llenos del Espíritu Santo”. Vemos como debemos ser siempre llenos del Espíritu Santo y vemos nuevamente como Dios responde a la oración en la cual confiamos su poder y apelamos a la honra de su nombre.

Dios les dio mayor grado de su Espíritu y todos ellos fueron llenos con el Espíritu Santo más que nunca; por ello no sólo fueron estimulados, sino capacitados para hablar con denuedo la palabra de Dios.

 

O simplemente cae sobre todos los que oían el discurso de Pedro en Hechos 10:44. El Espíritu Santo descendió sobre los que ni siquiera estaban circuncidados ni bautizados; el Espíritu es el que vivifica, la carne de nada aprovecha. Ellos magnificaron a Dios, y hablaron de Cristo y de los beneficios de la redención.

Y le pidieron a Pedro que se quedara con ellos algunos días. ¿Por qué? Sin duda para enseñarles más cosas. El ser recibidos como miembros de la iglesia no es el fin, sino el principio de la vida cristiana (Hechos 10:48).

Es Espíritu Santo no puede manifestarse si no hay fe, si no hay amor entre hermanos, si no hay una comunión sincera, si hay vanagloria, orgullo en el corazón, y lo más importante si el amor de Cristo no está en primer lugar en los corazones de los congregados.

Mis hermanos si usted es Cristiano y no cree en el bautismo del Espíritu Santo, es como negarle a Dios mismo de su majestuosidad y grandeza. Entonces como no cree, no lo recibe. El diablo le ha quitado esta palabra y verdad. El enemigo, el mentiroso, no quiso solamente quitarle la primera palabra compartida cuando se convirtió, sino que constantemente le quiere arrebatar, quitar, las promesas de Dios para su vida.

Para recibir esta promesa debe creerlo en su corazón, anhelarlo, clamarle: Padre ven a mí y Bautízame con tu Espíritu Santo. Y el Padre cuando vea que usted lo anhela fervorosamente, que camina en Fe, El vendrá y cumplirá su promesa sobre su vida. Debemos creer y de que somos galardonadores porque lo buscamos.

Tercera característica: Partimiento del pan

De acuerdo no a mí, sino a la Palabra en Hechos 2:42 “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

Doctrina de los Apóstoles: Vemos que anhelaban recibir enseñanzas por medio de los apóstoles, podemos imaginar que se sentaban atentos a ver qué palabras y enseñanzas traía Pedro a sus vidas, sus experiencias vividas con Jesús y sus testimonios junto a su Maestro. Dedicaban el tiempo y prestaban atención a todo los que se les ensenaba.

La doctrina de los apóstoles era el pan espiritual que anhelaban recibir y anhelaban compartir los discípulos de Jesús. Ese pan espiritual era multiplicado y había un enorme interés en recibirlo. Es que la fe se transfiere, es que unción se contagia. Yo lo invito a que busque juntarse con hermanos que crean, buscan y encuentran todas estas promesas. Que busquen a Dios en la intimidad, en la madrugada, que demuestren que Dios está con ellos y júntense y aprendan.

Así fue el caso de Elías y Eliseo. Eliseo se le junto como “chicle” a Elías. Muchas veces Elías le dijo mira “quédate aquí” sea en Jericó o en el Jordán. Pero Eliseo le decía “Viva Jehová, Viva tu alma, pero no te dejare!. Júntese con alguien que le pueda transmitir su vida, su experiencia real y verdadera con Dios.

La mentira de Satanás es que ponemos en una misma canasta al trigo y a la cizaña, ponemos en una misma canasta al verdadero con el falso. Y esto es mentira de Satanás. 

Es verdad que hay de los falsos profetas, de que inventan hablar  en lenguas, o que charlotean palabra profética, que Dios tenga misericordia de ellos. Pero debemos saber que los dones del Espíritu están ahí presente en la iglesia, júntese a un “Elías” y aprenda de él y busque ser compartido de la promesa más maravillosa de Dios que es el bautismo en el Espíritu Santo.

 De pronto me expulsen de la Iglesia en la que estoy. Pero yo no sigo al hombre, el hombre miente, el hombre falla. El hombre nació en 1971, al que sigo es el que es  desde el principio y el fin. El hombre tiene un nombre carnal, al que sigo, se llama Jesús y tiene un nombre que es sobretodo nombre, al que sigo es el Alfa y La omega.

Compartían sus bienes: Todos los que creían están juntos y tenían en común todas las cosas (Hechos 2:44) y tenían sus propiedades y sus bienes y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

Y perseverado unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. (Hechos 2:46)

Su comunión era tan hermosa que compartir su amor en Cristo, los alimentos, la cena del Señor juntos y muy a menudo, sus bienes  y posesiones compartían entre los que mas tenían necesidad.

Hechos 4:32 “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma, y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

Podemos ver que existía compañerismo y solidaridad, el amor de Cristo los motivo a compartir sus bienes y riquezas con los más necesitados, no había entre ellos ningún necesitado un amor practico reflejado en el compartir los bienes y de cuidar de la provisión de ellos.

Hechos 4:34 ” Así que no había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían y traían el precio de lo vendido”.

El amor existente en la iglesia primitiva los llevaba a preocuparse por el bienestar de los demás hermanos. Era una forma de vida que ayudo de sobremanera en la extensión del Reino de Dios en la tierra, donde nadie tenía un afán de posesión de bienes, la palabra “mío” fue erradicada de entre sus labios. Algo muy importante es que nada les era impuesto, contrariamente todo era voluntario. 

Tercera característica: Maravillas y señales

Hechos 2:43 “Y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles”.  El hablar en lenguas fue en si una maravilla, un milagro de Dios. Ya que muchos de ellos empezaron a hablar en lenguas que les permitieron compartir las maravillas de Dios a muchos extranjeros y vecinos de los pueblos cercanos, en su mismo idioma.

Hechos 4:33 “Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, abundante gracia era sobre todos ellos”.

Sacaban a los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Hechos 5:16

Hechos 5:12 “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de salomón.

Cuando hay unidad, comunión, desprendimiento de las riquezas del mundo y donde el amor de Cristo es la prioridad, es que las manos del hombre se vuelven instrumento para proclamar su misericordia. Las señales eran las confirmaciones para los no creyentes de que el evangelio que se proclamaba era fiel y verdadero.

Si usted no creen en milagros es como que le dijera a Satanás que está jubilado, que ya en el año 2000 decidió jubilarse y ordeno a todas sus huestes espirituales de maldad que se retiren de acosar al hombre. Gran mentira!. El diablo es el mismo hace 2000 anos y si la iglesia no ejerce su autoridad es siendo un siervo inútil, un hijo de Dios dice creer en Jesucristo pero no creen las cosas que hizo. Dice la palabra que hubieron tantos milagros, que si se hubieran escritos todos, no entrarían todos los libros que se hubiesen escrito. Pero las que se escribieron fueron escritas para que usted y yo creamos.

En mi vida actual, he decidido creer, cuando tengo oportunidad voy y oro por los enfermos y le dijo Señor tu Palabra me manda a creer y a hacerlo, he cumplido tu mandato. Tengo que pronto veré su Gloria frente a mis ojos y se los  digo aquí delante de esta congregación, un día veremos sanar enfermos, recuperación de vista a los ciegos, caminar a paralíticos, y curar enfermedades. Delante de esta congregación te lo pido Señor Jesús.

Cuando Jesús le dijo a Natanael: De cierto os digo que desde hoy veras los cielos abiertos y a los ángeles de Dios subir y descender sobre el hijo del hombre. Debemos entender que los ángeles están junto a todo hijo de Dios, y yo me imagino a los ángeles decir: cree, cree, pide, pide. Para qué? para subir tu petición con olor fragante al Padre y luego descender con la respuesta del Altísimo.

Mi hermano camine en fe, ore por enfermos, imponga manos al dolido. A veces veo a mi suegro abatido por el diablo, enfermo y sin saber qué hacer. Ahora mismo veo a mi madre que en su juventud llena de orgullo, el día de hoy con todas las enfermedades encima, y con una mano temblorosa. Es que mis hermanos ahora estoy en la búsqueda de la intimidad de Dios, para que me equipe con su unción, que me guie, que me de fe. Y no se lo digo como vanagloria, sino para que usted también crea, lo busque, encuentre y salga a las calles no solo a evangelizar sino a traer el Reino de Dios en cada uno de los hogares donde el diablo ha puesto sus manos sucias.

Si esperamos grandes cosas de Dios y emprendemos grandes cosas por Dios, sucederán cosas. Cuando muere la fe mueren también los resultados.

Cuarta característica: El Señor añadía cada día

Hechos 2:47 Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Hechos 4:4 “Pero muchos de los que habían oído la Palabra, creyeron, y el numero de los varones era como cinco mil”

Hechos 5:14 “Y los que creían en el Señor aumentaban mas, gran numero así de hombres como de mujeres,

El secreto de la expansión del evangelio no es eventos de promocionales, no son grandes shows y espectáculos de payasos, mimos, teatro. No mis hermanos, el verdadero crecimiento esta cuando usted y yo estamos en santidad, buscamos a Dios en lo más profundo de nuestra intimidad y pedirle que su Espíritu Santo venga a nuestras vidas y nos inunde y controle todo nuestro ser.

Y así cuando salgamos a las calles a predicar, a ensenar, los que escuchen se arrepientan y se convierta, y así pasen de muerte a vida, de las tinieblas a la Luz, y enderecen sus caminos en las senda junto a Cristo Jesús. Y Dios agregara los que deban ser añadidos a la iglesia.

Quinta característica: Sencillez de los apóstoles

Hechos 3:6 “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”.

Vemos como los apóstoles a pesar que muchos ponían el fruto de los bienes a sus órdenes, no se llenaban los bolsillos, sino que los repartían en los más pobres, con las viudas, con los que estaban sin trabajo, sin ningún compromiso con nadie y sin ningún interés de por medio.

El evangelio es de gracia, y por gracia lo recibimos por gracia lo damos. Jesús dijo: Al que quiera le daré de beber de la fuente de agua de vida gratuitamente.

Pidamos misericordia por aquellos que predican evangelio de prosperidad, aquel evangelio donde se negocia con Jesucristo. Que Dios los libre de la desgracia venidera y los perdone siempre.

Sexta característica: En todo lugar

Hechos 5:42 “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de ensenar y predicar a Jesucristo”. El evangelio fue predicado en el templo, pero también en las calles, en las casas. Era tanto el impacto de recibir el Espíritu Santo que había una necesidad tremenda de saber más detalles, acontecimientos, y experiencias vividas por los apóstoles junto a Jesucristo.

 

Séptima: Nunca perdieron el enfoque: La Palabra de Dios

Hechos 6:2 “Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios para servir a las mesas.

Hechos 6:4 “Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la Palabra”

Este es un ejemplo para todo pastor, ministro de predicación, cuando realmente no entendemos cual es la verdadera función de ministro predicador. Aquí vemos como se dieron cuenta que habían actividades que no edificaban a su comunión, que es la oración profunda e intima con Dios para que la predicación este llena de frescura y de Palabra de poder y de autoridad.

 Conclusión

Para concluir debemos regresar al inicio, a la promesa de Jesús: Y recibirán poder cuando venga sobre ustedes el Espíritu Santo y este lo bautizara.

Realmente debemos estar decididos a pagar un precio, no un sacrificio porque Jesús ya hizo todos los sacrificios por nuestra salvación, me refiero que si debemos creer, anhelarlo, persistir y creer que lo alcanzaremos. Qué? El bautizo del Espíritu Santo!

Cual es este precio?. Ya Cristo estuvo tocando la puerta de nosotros y decidimos abrirle la puerta de nuestro corazón. Y es así como el entro a nuestras vidas y empezamos una vida en Cristo. Pero ahora es necesario prepararnos para la “cena”.

El dijo “entrare a él, cenare con él y el conmigo”. Muchos no buscan ese restaurant, ese lugar encantador, con poco o nada de gente y con apenas una vela como lámpara. Donde puedas recibir al novio de la iglesia y estar solo y únicamente con Jesús. Ese restaurante es tu aposento, tu lugar intimo en tu casa, donde decides alejarte del mundo, del trabajo, familia, hijos, de todo. Porque el que no decide dejar padre o a madre, ni esposa ni a hijos por Jesús, no es digno de Él.

Jesús entro a una casa y entro en la casa de Marta y María. Cuando entra María se sentó inmediatamente a los pies del Maestro y María dijo ya voy y empezó a terminar los quehaceres de la casa. Y Mara le dice Señor, que dices que María no me ayuda!. Jesús le dice Marta, Marta, cansada y turbada estas, de hecho María hace bien.

Lo mismo pasa con nosotros, no decidimos dejar todo por Cristo, no dejamos el futbol, las noticias, el trabajo a un lado, las reuniones de negocios, no le decimos quiero cenar contigo Señor Jesús, quiero hablarte y que tú me hables, quiero que me hables y yo escucharte.

Los tres días de Pablo en Tesalónica

Epístolas de Tesalonicenses

tesalonicenses

Las epístolas a los Tesalonicenses está relacionada con los inicios de la iglesia y del segundo viaje misionero que llevo a Pablo, Silas, Timoteo y Lucas a Europa. Una de las principales ciudades a visitar y a desarrollar la iglesia por cuestiones estratégicas fue Tesalónica. Esta ciudad era un centro importante por la parte superior del golfo Termaico, muy bien situada para el comercio y con una comunidad judía importante.

Esta ciudad pudo haber llegado a tener 200,000 habitantes en la época de Pablo y fue sede del gobierno de Macedonia y llamada “la madre de toda Macedonia”. Al parecer parecía un lugar estratégico para establecer una Iglesia.

Pablo predicó por tres sábado y utilizó su procedimiento habitual para con una audiencia judía, donde exponía temas proféticos del Antiguo Testamento y su cumplimiento en Jesús de Nazaret. Ya que predicaba que Jesús era el Mesías, el rey davídico prometido al pueblo judío.

En esos días griegos en su mayoría y judíos se convirtieron al cristianismo. Esto causó resentimiento a los judíos que lo llevaron a los gobernadores de la ciudad de Tesalónica, donde lo acusaron de oponerse a los decretos del César, que había otro Rey llamado Jesús  y esto ya era una acusación de traición, distorsionada para presentar el hecho como una competencia política al imperio romano. Esto lo podemos revisar en Hechos 17

Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960)

“17  Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos.

2 Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo  discutió con ellos,

3 declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él, es el Cristo.

4 Y algunos de ellos creyeron, y se juntaron con Pablo y con Silas; y de los griegos piadosos gran número, y mujeres nobles no pocas.

5 Entonces los judíos que no creían, teniendo celos, tomaron consigo a algunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba, alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo.

6 Pero no hallándolos, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá;

7 a los cuales Jasón ha recibido; y todos éstos contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús.

8 Y alborotaron al pueblo y a las autoridades de la ciudad, oyendo estas cosas.

9 Pero obtenida fianza de Jasón y de los demás, los soltaron.”

 Sin embargo las escrituras hablan de mucho conversos en esa visita de Pablo y queda la conclusión de que hubo un período de labor evangélica posterior a los tres sábados de testimonio en la sinagoga y que lo relatado en la Palabra de Dios fue un tiempo de cosecha especial entre los gentiles.

Pentecostés y el Espíritu Santo

espiritu santo

espiritu santo

La palabra pentecostés quiere decir quincuagésimo o número cincuenta.  Era el nombre dado por el pueblo judío a la fiesta de las semanas que se celebraba después de siete semanas a partir de la pascua. Tras la destrucción del primer Templo, la celebración del Pentecostés entre el pueblo judío se transformó en una celebración de la ley de Moisés en el Sinaí.

Esta fiesta atraía a gran número de peregrinos judíos de todas partes del mundo, ya que venían a adorar en Jerusalén. Se estima que los que llegaban a Jerusalén para las festividades religiosas llegaban hasta los cien mil. Muchos de ellos peregrinos, ya que algunos decidían pasar sus últimos días en la ciudad.

Luego el libro de los Hechos nos habla de que cuando estaban reunidos en oración, sentados en una casa, cuando de repente, sin anuncio alguno, de manera inesperada, se oye de lo alto un gran estruendo “como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados”. Luego se reseña que se les “repartieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos”. En el versículo 4, Lucas nos indica la causa de todo esto, porque estaban siendo llenos del Espíritu Santo. Como consecuencia comenzaron hablar en otras lenguas.

En el versículo de Hechos 2:7 habla de galileos. El término galileo se emplea aquí como sinónimo de cristiano. Hay pruebas de que el término se usó así, en sentido peyorativo por largo tiempo. Lo importante es resaltar que los que escuchaban, entendían las maravillas de Dios en su propia lengua o idioma.

Pero tenemos aquellos que se burlan, no son los que escuchan a los cristianos o galileos, hablar en su propia lengua. Estos estan presentes en la multitud, pero el milagro les pasa desapercibido, no se maravillan de lo que estan viendo, y por ende se burlan. Aunque se trata de uno de los milagros mas sorprendentes de todo el texto bíblico, estos no lo perciben.

Pero en  el desarrollo de la iglesia, es el Espíritu Santo se manifestaría de diferentes formas, de acuerdo a su libertad. Juan 3:8 dice “sopla de donde quiere” y la variedad de dones es sorprendente (1 Co. 12:8-11), y los da de acuerdo como el Espíritu Santo quiere.

El Espíritu Santo actúa, no para hacer que todos se conformen al mismo patrón o que todos seamos iguales, mas bien hace accesible la gracia de Dios a todos por igual, no importa tu cultura, e idioma.

Los Hechos de el Espíritu Santo

Introducción

El evangelio de Lucas trata sobre lo que Jesús empezó a hacer y a enseñar, hasta el día en que fue recibido arriba en el cielo. Esto lo vemos en Hechos 1:9

Y habiendo dicho estas cosas, viéndolos ellos, fue alzado y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”

 El libro de los Hechos busca dar a conocer sobre lo que Jesús continuó haciendo y enseñando después de su ascensión, aunque ahora a través del Espíritu Santo. En el evangelio de Lucas, Jesús estaba físicamente presente, el Espíritu Santo actuaba a través de Jesús. En el libro de los Hechos, después de la ascensión, Jesús continuaría actuando a través del Espíritu Santo.

Pero el libro de hechos también resalta las apariciones de Jesús y su resurrección física. En Lucas 24:37-43, los discípulos se mostraron atemorizados, pensaban que veían un espíritu y Jesús les muestra sus heridas, les invita a que le toquen, y por último, como prueba final, come delante de ellos. A esto se refiere con las “pruebas indubitables” en Hechos 1:3

“a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios”

Los Hechos del Espíritu

Muchas veces pensamos que basta en nacer en una familia cristiana o pertenecer a una cultura “cristiana” para decir que conocemos a Jesús. Pero la realidad es que Pablo en 1 Corintios 12:3 nos dice que es imposible conocer a Jesús sin la influencia del Espíritu Santo.

“Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús, y nadie puede llamar a Jesús, Señor, sino por el Espíritu Santo” 

Es por la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas que este utiliza cada experiencia humana para revelarnos el verdadero carácter y poder de Jesús. Sin el Espíritu Santo, es imposible ser cristiano.

Entonces por el Espíritu, Jesús continúa actuando y enseñando hoy en día. Lo que el Espíritu nos revele o enseñe no es una revelación superior a la de Jesús, sino el mismo Jesús es el que te enseña.

La promesa de el Espíritu Santo

Antes del cumplimiento de la promesa del Espíritu Santo dado por Jesús, vemos en el versículo  Hechos 1:3, descrito anteriormente, que Jesús durante esos cuarenta días les habló acerca del Reino de Dios. Este tema fue el centro del evangelio de Jesús y es también el mensaje central de los apóstoles en Hechos. Este reino no es un lugar puramente espiritual, es la consumación de la voluntad de Dios para toda la creación, tanto física como espiritual.

El reino revelado por Jesús y que luego gracias al Espíritu Santo, los discípulos fueron descubriendo que el reino no era solamente para Israel, sino para todo el mundo, viendo así que su alcance iba más allá de su entendimiento. Esto lo vemos en Hechos 1:8

“pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

También se detalla que los discípulos serían “testigos” sobre el poder del Espíritu sobre no solo Israel sino que este alcanzaría a todo el mundo. Con Jesús el reino se instauró y los discípulos serían testigos de la continuidad de la obra de Jesús en implantar el reino de Dios hasta los confines del mundo.

espíritu santo

espíritu santo

Biblia: Libro de los Hechos

libro de los hechos

libro de los hechos

Biblia: Libro de Los Hechos

Autor

En la biblia tenemos en el Nuevo Testamento, el libro de los hechos que se lo considera como continuación de uno de los cuatro evangelios, Lucas y quien fuera el médico compañero de Pablo; hasta se lo ha llegado a considerar como dos tomos de una sola obra. Siendo continuación del evangelio de Lucas, no se lo considera evangelio, ni epístola, ni escrito apocalíptico. En el libro Lucas lo que busca es continuar con la historia de Jesús y de su pueblo más allá de la resurrección. Aquí en su último versículo de libro de Lucas, podemos notar que el interés de este es continuar con la narración del libro.

Lucas 24:50-53 “Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo.  Ellos, después de haberle adorado volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén”

Sobre la autoría del libro de los hechos, no hay duda que los dos libros son del mismo autor; esto se confirma por las palabras iniciales de ambos libros que se relacionan entre sí, sino porque hay continuidad en su estilo y que denotan el mismo autor. Esa continuidad es tan fuerte que hay muchos que dicen que se trata de un solo libro.

Fecha

Sobre la fecha de composición, el libro no estable una fecha específica. Pero se sugiere que este fue escrito cuando Pablo estaba aún preso en Roma. Este libro no hace referencia alguna a las epístolas de Pablo; entonces se establece que el libro de los Hechos fue escrito antes de que las epístolas fueran recopiladas y comenzaran a gozar del prestigio que pronto tuvieron. Además hay autores cristianos antiguos como Clemente de Roma, a fines del siglo primero, parecen haber conocido del libro. Y el libro de los Hechos ya contaba con gran autoridad en toda la Iglesia a mediados del siglo segundo. Por todo esto es probable que haya sido escrito alrededor del año 80.

 

Propósito

La primera conclusión que se saca es que el Lucas sigue narrando la historia del cristianismo primitivo, la historia de la iglesia en su primera generación. De la obra de los doce apóstoles se menciona muy poco, pero si se los menciona en Hechos 1:13, pero de ahí en adelante no se narra nada sobre ellos a excepción de Pedro, Juan y Jacobo.  Este último hermano de Jesús, quien aparece también más adelante al inicio del libro.

La iglesia que ya había empezado con la misión dada por Jesús y el poder y la autoridad dada por el Espíritu Santo, vemos una iglesia que llevaría el cumplimiento de las promesa de Dios. Pero esta iglesia tendría que enfrentar conflictos con el Imperio Romano y con los aspectos externos que la rodeaban. Y ya los cristianos en tiempos de Lucas estaban pasando con conflictos políticos, culturales, de valores, de fe; y el libro de Hechos tiene el propósito de fortalecerles y dirigirles en medio de tales conflictos.

Contexto

El cristianismo irrumpe en el mundo en uno de los momentos más gloriosos del Imperio Romano. La ideología del imperio era la de ser agente civilizador. Es decir ciudadificación del mundo y esto se vio reflejado en bellos edificios, construyeron caminos que unían a una ciudad con otra y hasta fundaron ciudades enteras. Su industria de construcción llego a ser la principal del mundo mediterráneo. El lado negativo de su ideología se reflejó en que se desarrollaron grandes latifundios, los ricos y poderosos prácticamente no pagaban impuestos, y los campesinos y obreros eran quienes llevaban la mayor carga tributaria. Esto llevo al desempleo y se congregaban en las grandes ciudades que llevo a la indigencia a muchos que vivieron en lugares de miseria dentro de las grandes ciudades.

Lo que Lucas nos narra en el libro de los Hechos, es entonces la historia de la misión dada a la iglesia, siendo fortalecidos con el Espíritu Santo, irrumpiendo en el imperio romano causó conflictos con cada una de las sociedades que circundaban.

A %d blogueros les gusta esto: