//
Archivos

Teología

Esta categoría contiene 46 entradas

Como leer las Parábolas de Jesús

Que es la Parábola

Nuestro Señor utilizaba historias para comparar la verdad de la vida cotidiana con el Reino de Dios, comparar lo desconocido con lo conocido, muchas de estas historias fueron en forma de parábola.

El vocablo “parábola” es un derivado de dos palabras griegas: la preposición para (al lado de) y el verbo balo (arrojar). La palabra compuesta connota la idea de colocar, poner, arrojar algo al lado de otra cosa.

Las parábolas de Jesús no son enigmas, sino historias tomadas de la vida corriente, que fascinaban a la gente precisamente porque las entendían. Jesús hablaba a gente muy sencilla con imágenes muy sencillas, su intención era que todo el mundo le comprendiera.

También las imágenes están tomadas de la vida común de Palestina y nos permiten reconstruir mucho de la misma. Todo esto obliga a reconocer una sencillez y claridades únicas, una maestría desconocida en la construcción (de modo que) debemos concluir que se trata de una tradición especialmente fiel; cuando leemos las parábolas, estamos en la proximidad inmediata de Jesús.

Las parábolas parten de sucesos cotidianos, sucedidos o verosímiles, y algunas veces su conclusión es una aplicación directa y evidente. Por ejemplo, la del rico insensato, la del buen padre que no da a su hijo una culebra, o la viga y la paja. Todo el mundo lo entiende, le parece razonable y lo acepta. Pero frecuentemente, y esto caracteriza mucho a las parábolas de Jesús, la narración adquiere de pronto características sorprendentes, que rompen la normalidad; y es ahí donde suele estar el mensaje de la parábola.

También las parábolas son también polémicas. Suele ocurrir que la situación vital original de una parábola fuese el enfrentamiento con las autoridades, los letrados, los fariseos, los sacerdotes. Muchas parábolas tienen en su origen este contexto polémico, forman parte de la novedad hiriente de Jesús. Más tarde, este contexto desaparece, los oyentes ya no son los escribas y fariseos críticos y hostiles, sino discípulos de Jesús que creen en Él.

Las parábolas se daban con el propósito de que sean entendidas por el pueblo pero por causa de la falta de fe, y la dureza de sus corazones, los enemigos de Jesús muchas veces no las entendían.

La tradición oral

Para los tiempos de Jesús y para la época de la iglesia primitiva no había aun imprenta, ni tecnología como a los días de hoy. Por eso la manera en que traspaso el conocimiento de las enseñanzas y parábolas de Jesús fue por medio de la tradición oral. Esta era utilizada por los judíos para aprender, conservar y perdurar sus enseñanzas, consistía en la constante repetición oral de la tradición y para los discípulos de Jesús fueron las enseñanzas de él.

Jesús no escribió nada y los que le oyeron tampoco tomaban notas. Así que la transmisión de los dichos de Jesús se hizo oralmente, a base de los recuerdos de aquellos muchos testigos que le oyeron y le vieron. Esta transmisión por tradición oral puede traer dudas a nuestros tiempos pero es lo contrario. De hecho la tradición oral era la más que segura si la comparamos con la escrita, ya que esta última podría cambiarse mientras que la oral era recitada al público que también fue testigo y lo que lo habían oído muchas veces, y esto garantiza la fidelidad.

Estos testigos oculares pudieron dar fe de lo oyeron y de lo que vieron. Estas colecciones de dichos y hechos se fueron poniendo por escrito desde tiempos muy antiguos.

Vemos como los autores de los evangelios se esfuerzan por hacer aplicaciones de la Palabra a las situaciones concretas. A veces nos encontramos con que parábolas que fueron dichas en unas circunstancias diferentes son aplicadas a una situación actual de la comunidad que la está leyendo.

Jesús en las Parábolas

Podemos afirmar, para concluir, que leer las parábolas es escuchar a Jesús mismo, recibir lo más fundamental de su mensaje, disfrutar de su estilo, tan personal, tan diferente.  Jesús no hizo metafísica, no creó una teología sistemática, no utilizó métodos de pensamiento previos para hablar de Dios, no sistematizó un código ético. Nosotros lo hemos hecho más tarde y, al hacerlo, hemos perdido la fuerza, la frescura, la sugerencia del modo parabólico.

Las parábolas son la fuente más directa para llegar a conocer, para llegar a seguir al Jesús verdadero de la historia. Las parábolas se centran en explicar el reino de Dios, en las mayoría de sus parábolas Jesús chocaba con el sistema religioso prevaleciente que esperaba que el reino de Dios se realizara mediante le fiel cumplimiento de la Ley.

Es imposible separar la teología divina y la enseñanza ética que Jesús pretendía enseñar en las parábolas y siempre  aplicadas a la vida real del creyente. La vida ética relacionada con el Reino de Dios es insostenible sin las prácticas y conceptos religiosos. El Reino y la ética son dos cosas que están tomadas de la mano. El ser hijo el reino es sostener una práctica de vida, un estilo de vida bajo los parámetros del Reino de Dios.

Un pueblo que escuchaba

Pero entre los oyentes de Jesús hay quienes no ven lo que todos ven, no entienden lo que todos entiende. La gente se siente fascinada por Jesús y sus enseñanzas, los escribas y fariseos no, estaban escandalizados, su corazón se ha cerrado, Jesús para ellos era una “piedra de escándalo”.

Al predicar Jesús las parábolas se puede observar que hubieron diferentes reacciones, diferentes impactos sobre la multitud. Hay un primer grupo que escucharon las parábolas, le ven actuar, le aceptan, le siguen. Son corazones abiertos que, a verle sanar, enseñar con autoridad, aceptan la Palabra, se sienten llamados a la conversión, le siguen a Jesús. El otro grupo oye pero se escandalizan, vieron y oyeron, pero se cerró su corazón. Hay muchos oídos que se cierran y ojos que no quieren ver.

Jesús dejaba sus parábolas «abiertas». Lo más probable es que el final de cada parábola fue, en muchas ocasiones: «el que tenga oídos que escuche», que viene a significar: «ahora, piénsatelo». La parábola no es tanto una enseñanza como un tema de reflexión, no tanto un contenido transmitido como un motivo de preocupación. Lo más característico es que al leerlas u oírlas te sientes aludido, increpado, obligado a responder. Y esto lo hace cada oyente y

Cada lector desde su situación espiritual y vital. Más que un mensaje la parábola es una llamada.

El que escucha una parábola no recibe una información, ni siquiera quizá aprende una lección moral, sino que se va a su casa preocupado, porque ha escuchado algo que le revuelve por dentro y le invita a reflexionar y a responder.

Tipos de parábolas

Se pude considerar que hay tres tipos de parábolas. Las parábolas como dichos en donde solo hay un solo verbo y en tiempo presente: “sois la sal de la tierra”, “nadie puede server a dos señores”, “no deis lo santo a los perros”.  Están parábolas muy cortas son consideradas parábolas en germen.

Las segundas son parábolas en similitudes, están describen una situación típica, con una aplicación a la experiencia común de la gente y comienzan muchas veces con una comparación. En estas hay dos verbos en tiempo presente.

El tercer tipo son parábolas narrativas que describe una progresión de eventos para dar una enseñanza principal donde hay muchos verbos dentro del contexto histórico.

Ahora bien las parábolas de Jesús tenían ciertos rasgos que valen que sean resaltados para su entendimiento y comprensión de las mismas.

Primer rasgo:

  • La repetición para llegar a una especie de clímax dentro de la lección
  • Se usaba el contraste directa o indirectamente para distinguir lo correcto y lo incorrecto, entre el bien y el mal.
  • Combinación del número tres en las historias para destacar a los personajes principales.
  • Tenían elementos en serie con el fin de dar énfasis al último elemento.

Segundo rasgo: Jesús sacaba sus historias en base a sus encuentros vivientes con la experiencia humana.

Tercer rasgo: Jesús evocaba a una respuesta o decisión por parte de los oyentes.

Distribución y deberes de los Levitas (1 Crónicas 23)

  • Muchos sirvieron para dirigir la obra de la casa de Jehova.
  • Unos fueron asignados como gobernadores y otros jueces (1 Cr 23:4)
  • Otros sirvieron como porteros y otros para alabar a Dios con instrumentos
  • Quemasen incienso delante de Jehova, ministrasen y bendijesen en su nombre en los atrios, en las cámaras y en la purificación de toda cosa santificada (1Cr 23:28)
  • Se encargaron de los panes de la proposición, las hojuelas de sin levadura, para prepararlo, tostarlo y para toda medida y cuenta.
  • Asistían cada mañana todos los días a dar gracias y tributar alabanzas a Jehova, y asimismo por la tarde.
  • Ofrecían todos los holocaustos a Jehova los días de reposo, lunas nuevas y fiestas solemnes. (1Cr 23:31)
  • Eran guardas del tabernáculo de reunión y  del santuario.

Tierra de Samaria

La tierra de Samaria estaba como en un “sándwich” entre Judea y Galilea.

El camino rodeando Samaria era el doble de largo, cuando desde Galilea a Jerusalén vía directa tan solo había 3 días de viaje, evitar Samaria requería cruzar el rio Jordán dos veces siguiendo el  margen este del rio. El camino a través de Samaria era hostil, hereje y cada vez más peligroso porque a menudo el apasionamiento Samaritano-Judío se caldeaba.

La Palabra “Evangelio”

La palabra evangelio traducido literalmente en griego significa “euaggelion”, formado de el adverbio “eu” que significa “bien” y el verbo “aggello” que significa “yo anuncio”, donde comunico un mensaje, una noticia.

Pero la definición de evangelio vive su momento, un acontecimiento importante para la humanidad donde se sitúa en el plano de la interpretación al reconocer una buena noticia en tal acontecimiento que se me comunica. Esto implica un juicio de valor positivo, un reconocimiento.

Cuando las primeras comunidades cristianas utilizan el término “evangelio”; es para denominar ese acontecimiento único e inédito que se les comunica, del que quieren dar testimonio y un compromiso con el mensaje al decir “buena noticia”.

 El término “evangelio” en los textos profanos

Pero el término “evangelio” también fe utilizado en los textos profanos para anunciar al “portador” de una buena noticia. También se lo refirió  para el “sacrificio ofrecido con ocasión de una buena noticia”. Pero en el griego helenístico, equivale a la buena noticia en sí misma y especialmente para anunciar alguna victoria militar. Un ejemplo de esto es cuando el estratega griego Foción daba a conocer la llegada de su ejército por escrito o a viva voz, exclamando una y otra vez una buena noticia (euaggelion), refiriéndose a la llegada del ejército y sus victorias.

También se lo utilizó para dar a conocer algún acontecimiento importante en este pueblo. Un ejemplo de esto es el anuncio del nacimiento del dios (Augusto) que abre el inicio de buenas noticias traídas por él.

En la biblia griega la palabra evangelio aparece unas veinte veces como verbo y seis veces como sustantivo. En el segundo  y tercer Isaías se anuncia la próxima llegada del reino de Dios y se dan como signos a la paz, la liberación y la felicidad. Para ellos no ha más que una buena noticia, la llegada del reino de Dios.

 El término “evangelio” en el Nuevo Testamento

En el nuevo testamento observamos que la palabra evangelio tiene cambios de sentido en su significado. Encontramos 54 casos donde se lo utiliza como verbo y en 76 ocasiones se lo emplea como sustantivo. Y se los distribuye en tres grandes categorías: 

  1. Jesús anuncia el evangelio del reino de Dios
  • Jesús anuncia la buena noticia de que el reino de Dios, esperado para el futuro, llega con su predicación
  • Jesús tiene conciencia de que por su intermedio el reino de Dios está llegando.
  1.  Los discípulos anuncian el evangelio de Jesús
  • Los discípulos anuncian a Jesús resucitado. Equivale a proclamar que ha llegado el reino de Dios
  • Es un acontecimiento único, capital y fundamental el hecho que en Jesús, Dios e ha acercado a los hombres de un modo decisivo y definitivo
  • De una vez para siempre, Dios se ha comprometido con la humanidad y la ha llamado a entrar en comunión con él.
  • Entre Dios y cada uno de los hombres se ha establecido la paz de un modo definitivo; la comunión se hace posible
  1. Marcos escribe la buena nueva de Jesús
  • El evangelio referente a Jesús, hijo de Dios se lo proclamaba oralmente a cargo de testigos vivos, apóstoles, profetas, doctores, ancianos, presbítero quienes eran los garantes de su autenticidad.
  • Pero los testigos auténticos comenzaron a desaparecer, frente a las numerosas interpretaciones divergentes que se daban sobre el pensamiento de Jesús. Entonces se hacía necesario garantizar y asegurar las raíces del pasado de Jesús.
  • Es cuando Marcos fue exhortado por los oyentes de las prédicas de Pedro en Roma a que pusiera por escrito el evangelio para los que se lo habían pedido.
  • Marcos reúne los diversos elementos aportados por la tradición y los organizó en una historia de Jesús.
  • A partir de entonces se componen muchos “evangelios”, y el sentido cristiano haría una selección y solo nos quedamos con cuatro. Entre los autores además de Marcos están Pablo, Mateo, Lucas y Juan. Desde entonces el término “evangelios” es aplicado a cuatros de los testimonios dados por escrito que son los evangelios sinópticos y el de Juan.

 JESUS, ORIGEN DE LOS EVANGELIOS

Es preciso establecer a Jesús en el comienzo de la historia de los orígenes de los evangelios, pues que no hay duda de que él es su fuente primera. Sus milagros, sus parábolas, su predicación originaron un movimiento que sigue vivo en la actualidad.

Pero su muerte no fue el término de su destino ya que sus discípulos afirman que Jesús vive más allá de la muerte y que Dios lo ha resucitado.

La fe en la resurrección de Jesucristo es la buena noticia que da un sentido nuevo a la vida de los discípulos y que los invita a predicar y luego a escribir.

Jesús está en los orígenes de los evangelios; pero la historia del nacimiento de los textos sólo comienza verdaderamente con la fe de las comunidades en la resurrección de Jesucristo.

 LUGARES DEL EVANGELIO

La fe en Jesús ya resucitado se empezó a propagar primero en la comunidad de los discípulos en Jerusalén, en Judea, en Galilea, es decir, en comunidades de judíos convertidos al cristianismo.

La actividad litúrgica fue uno de esos lugares privilegiados donde era constante escuchar la enseñanza de los apóstoles y en la comunidad de vida, en el partir el pan y en las oraciones.

La celebración litúrgica, la oración comunitaria, daban la ocasión ideal para proclamar y comprender mejor el sentido del acontecimiento y del misterio de Cristo.

suscribete_boton

Comparativo entre Evangelio de San Juan y Sinopticos

Los estudiosos han hecho grandes esfuerzos en investigar los evangelios que han llegado a diferentes apreciaciones sobre sus relaciones y diferencias. Donde se resalta que el evangelio de Juan busca completar o complementar lo escrito por los sinópticos. En un primer plano encontramos el aspecto humano del nacimiento, vida, muerte y resurrección de Cristo.

Pero hay otros estudiosos que niegan una complementariedad de los evangelios con Juan, sino más bien este buscó completar los escritos y que no tuvo ninguna influencia por parte de los sinópticos.

La primera diferencia es que Juan escribe para lectores convertidos ya sean paganos, judíos o griegos para darles un fundamento de convicciones religiosas.

También Juan busca dar la real validez de Jesús como mesías e Hijo de Dios sobre la importancia dada a Juan Bautista en los sinópticos. Se da la revelación de Cristo más allá de relatos históricos, hechos, obras, su ministerio. Jesús es revelado espiritualmente al interior de Jesús, más como una radiografía que una fotografía. Siendo Juan su discípulo amado quien compartió, vivió y amó a Jesús.

EVANGELIOS MATEO MARCOS LUCAS JUAN
  AUTOR Este evangelio no identifica a su autor, pero la iglesia primitiva lo atribuye a Mateo quien fue apóstol y ex cobrador de impuestos Su autor fue San Marcos, no fue apóstol pero fue un cercano colaborador de Pedro y compañero de Pablo y Bernabé en su primer viaje misionero. Por el lenguaje del evangelio de Lucas y los Hechos de los apóstoles ofrecen evidencia de que el médico Lucas, compañero cercano de Pablo lo escribió. Se lo atribuye a Juan quien fue apóstol y parte del círculo íntimo de los seguidores de Jesús.
CARACTERISTICAS Se presenta a Jesús como la realización de todas las esperanzas y expectativas mesiánicas. Con Jesús se cumple determinadas profecías y relaciona su escritura con el Antiguo Testamento. Es una concisa historia de la redención cumplida a través de la obra expiatoria de Cristo. Marcos justifica el derecho mesiánico de Jesús enfatizando su autoridad como Maestro y sobre Satanás. Jesús es el profeta, siervo y mesías. Jesús el salvador perfecto de la humanidad imperfecta, amigo de desheredados. Destaca la humanidad de Cristo, verdadero representante de la raza humana. El evangelio presenta a Jesús como el unigénito Hijo de Dios que se hizo carne. Jesús como cordero de Dios, El reveló al Padre a través de su vida, milagros, señales y prodigios.
FECHA 50-75 d.C. 65-70 d. C. 59-75 d. C. Alrededor del año 85 d.C.
PROPOSITO Mateo presenta a Jesús como hijo de David y enfatiza que se cumple lo del antiguo testamento y que la Ley adquiere nuevo significado y se complementa con la persona, palabras y obra de Cristo. En el año 64 d. C. Nerón acusó a la comunidad cristiana de prender fuego a la ciudad de Roma y los persiguió. Quiere que saquen fuerza de la  vida y el ejemplo de Jesús. Presenta por orden todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y enseñar. Para dar a conocer las evidencias históricas de las enseñanzas que había recibido. Presenta a Jesús como el salvador del mundo. Juan escribe para proveer a los cristianos de la provincia de Asia de conocimiento completo de la vida y el ministerio de Jesús. Escribió para conducir a una fe sólida, sobre la base de las palabras y obras de Jesús.
EXPLICACION DEL CONTENIDO Agrupa las enseñanzas y hechos de Jesús. Jesús es el mesías vinculándolo con Abraham y a David. Relata el nacimiento de Jesús donde describe su realeza y subraya su cumplimiento. Narra los viajes de Jesús. Marcos estructura el evangelio alrededor de los viajes de Jesús, lo que finaliza con su muerte  resurrección. Es el evangelio de las frases vividas, gráficas, impactantes, hábilmente empleadas para tener una imagen. Un rasgo distintivo es su énfasis en la universalidad del mensaje cristiano. Presenta a Jesús como salvador de todo tipo de personas. Hace advertencia sobre el peligro de las riquezas y su simpatía por el pobre. Juan divide el ministerio de Jesús en dos grandes secciones. El ministerio público y el privado con los discípulos. Juan se ocupa de las implicaciones teológicas de la venida de Jesús.

 

Tipo literario, teologia y contexto: Evangelio Lucas

EVANGELIO DE LUCAS

Tipo literario

La lengua de Lucas en su evangelio se ubica en medio de la prosa clásica y del griego moderno. Se asienta en el habla común de la cuenca mediterránea oriental del siglo I.  Varios estudios muestran el carácter popular, vulgar, nada purista de este evangelio.

Pero también encontramos palabras selectas, narraciones elaboradas en lengua literaria. Pero son solo raras excepciones en su libro. Más bien sus narraciones son sencillas, triviales y chocantes al utilizar un griego popular.

Teología

Lucas no escapa a lo que es obligada regla cristiana que el comenzar su evangelio con Juan Bautista. Y su aporte teológico está en remontarse desde la edad adulta a la infancia del precursor.

Consagra un largo capítulo al nacimiento de Juan Bautista para enfatizar el encuentro de las dos madres en estrecha relación con Dios.

La audacia de Lucas no se da en afirmar la gloria celeste de Dios, sino en proclamar la irrupción de la paz sobre la tierra. La paz mesiánica tendrá finalmente su alcance para todos los que en Jesús creyeren y amen.

Lucas relata el ministerio de Jesús en Galilea, la visita de Jesús a Nazaret, su viaje de Galilea a Jerusalén. Donde da un mensaje cristológico y antropológico. En el primero presenta a Jesús como mensaje activo del reino inminente de Dios, por los milagros, mediante las bienaventuranzas, dadas a los oyentes del evangelio.

Presenta al Espíritu Santo al hacer visibles sus manifestaciones en forma de paloma y en Pentecostés, bajo las lenguas de fuego. Es el arte de hacer ver lo invisible.

Tipo literario, teologia y contexto: Evangelio Mateo

EVANGELIO DE MATEO

Tipo literario

Mateo tiene una forma de escribir que escapan a la mentalidad moderna por su alcance y principios de composición de corrientes del judaísmo del siglo primero.

Mateo pone discursos en boca de los personajes, procedimiento utilizado en el Antiguo Testamento. De hecho propone un “testamento de Jesús” que se abre con el bautizo de Jesús al ver que el Espíritu Santo desciende sobre él.

El desarrollo de discursos de Jesús a modo de “montajes literarios”, se inspira en métodos de composición de los rabinos. Se los observa en los dos primeros capítulos donde se lee discursos proféticos sobre Jesús niño. El sermón de la montaña tiene perfil pastoral basado en las orientaciones catequéticas.

También encontramos discursos eclesiales o comunitarios dirigidos a los pastores para ayudarles en la organización y funcionamiento de las iglesias

A todo lo anterior, el evangelio de Mateo refleja de modo especial el contexto palestinense en que hunde sus raíces. Se lo puede notar en su vocabulario como en la misma composición de su obra, vocablos y sobre manera en algunas expresiones características.

Finalmente, Mateo manifiesta su generalización como expresión espontanea de la buena noticia a todos, a muchos, a los hombres como regla general. 

Teología

Mateo desarrolla una teología de la historia, donde Jesús hace una alianza a la voluntad del Padre y abre una puerta de relación entre el creyente y el cumplimiento de las antiguas y futuras promesas de esperanzas.

Jesús es revelado como el mesías esperado por Israel y anunciado por las escrituras. Jesús es llamado Cristo, es decir “ungido” de Dios.

El sufrimiento de Jesús y su muerte forma la alianza definitiva con la “sangre inocente” derramada para el perdón de los pecados.

Jesús como el mesías trae a los hombres el reino de los cielos como cumplimiento de las expectativas de Israel. El reino aparece con poderes de curación, milagros y proclamando un mensaje de felicidad.

Con Mateo el hijo de Dios es glorificado con el Espíritu Santo al oír la voz del Padre proclamando a todos “Este es mi hijo, a quien yo quiero, mi predilecto”. 

Contexto

El libro de Mateo aparece como una catequesis dirigida a la Iglesia judeocristiana que muy probablemente se estableció al norte de Palestina o en el sur de Siria. Ya que estas dos regiones se mencionan en su libro.

Se concluye que fue una Iglesia bien organizada, que revisa su trayectoria a la luz de la vida y enseñanzas de Jesús. Su problema, si los tenían, era si tenían que seguir entroncados con el judaísmo o debían cortar y separarse irremediablemente. Para Mateo la ruptura se da en la apertura incondicional del pueblo elegido a todos los hombres.

La Iglesia de Mateo parece bastante organizada, siguiendo el modelo de las comunidades judías. Estaba conformada por un grupo de discípulos, había un espíritu fraternal, abierto y responsable. Se declaraba con dicha que el reino de los cielos están por encima de las aspiraciones humanas, pero que constantemente estaba presente en las cosas de cada día.

Tipo literario, teologia y contexto: Evangelio Marcos

EVANGELIO DE MARCOS

Tipo literario

El griego del evangelio de Marcos no es el de la época clásica, ni tampoco el que hablaban los letrados de su tiempo. Es el griego corriente que se utilizó en la cuenca mediterránea oriental en el siglo I de nuestra era. Tiene un fuerte matiz semítico y  presencia de numerosos aramismos distribuidos un poco al azar en el libro. Algunos giros parecen tener sabor latino por ser el latín la lengua de la potencia ocupante, se explica sus infiltraciones. 

Teología

Marcos presente su obra como un evangelio, la buena noticia de salvación, traída por Cristo y predicada por los apóstoles.

Su misión es proclamar el evangelio de Dios, es decir el complimiento de los tiempos y la inminencia del reino de Dios, e incitar, así, a la conversión y a la fe.

El que decide seguir a Jesús y acepta perder su vida por él y por el evangelio verá la llegada del inminente del reino de Dios a su vida.

Esperar el reino de Dios es esperar por el retorno del Hijo del hombre, después que se levante “reino contra reino”.

Se revela al Hijo del hombre en una dimensión diferente a la confesión de Jesús como hijo. “Tú eres el Cristo, verdaderamente este hombre era Hijo de Dios”.

El Hijo del hombre y el reino aparecen como metáforas de lo que Dios hizo en Jesús, del poder divino manifestado en su vida y en su enseñanza.

El vivir en la fe significa seguir a Jesús por caminos difíciles, tribulaciones, pruebas, tentaciones. Pero paradójicamente estas iluminan las dimensiones profundas de la relación entre el creyente y Jesús, Hijo de Dios.

 

Contexto

En los años 60-70, Palestina y Roma experimentaban graves trastornos. Por otro lado la guerra judía estalla en el 66. Al parecer la comunidad de Jerusalén había huido a Pella tras su caía en el 70. Dos acontecimientos marcan el momento histórico que son la devaluación del denario y el incendio de Roma.

La comunidad cristiana experimenta el impacto de todos los acontecimientos por parte de judíos como de los romanos.

El evangelio de Marcos conserva las huellas de estos acontecimientos. Da fe de la reacción de la comunidad cristiana ante la situación del momento. Es un clima de crisis política y de trastorno cósmico, invita a los cristianos a fortalecerse con la venida del Hijo del hombre.

El cristianismo primitivo vive dolorosamente los problemas de la apertura a los paganos y judíos en una misma comunidad.

Las instituciones y practicas religiosas en tiempos de Jesus

El entorno espiritual y cultural de la época se caracterizó por una fuerte institucionalidad de la Fe judía que pudo vencer el paganismo, sectas, creencias idolatras y de muchos dioses. Raíces que no solo se hicieron fuertes en Palestina sino también fuera de ella. Esto se logra gracias a las instituciones y prácticas religiosas que a continuación detallamos.

LA SINAGOGA

El origen de las sinagogas data de la cautividad babilónica donde había una necesidad del pueblo para reunirse para orar y rendirle culto a Dios. Además existían maestros capaces que junto a la conciencia nacional purificada reunían un ambiente adecuado para el desarrollo de esta institución. La dispersión de esta institución fue un poderoso instrumento de propaganda que no solo instruían al pueblo judío sino también ganaron gentiles no convertidos a su fe.

La sinagoga brindaba un punto de reunión semanal y diario para la comunidad judía local, donde se enfatizaba en la instrucción en la ley de Dios por sobre todas las cosas y donde se buscaba llegar a ser gente espiritualmente instruida.

El número de las sinagogas crece grandemente después que los romanos destruyeran el templo; donde con solo un mínimo de diez miembros varones para su constitución y era posible que hubiera más de una ciudad.

Los escribas recibían el honor de ser los maestros en las sinagogas, antes fueron copistas y estudiosos de las escrituras. Estos ganaron contacto con el pueblo gracias a las sinagogas. Luego en un rango inferior están los ancianos, quienes servían como gobernantes de la sinagoga donde se les comisionaba la supervisión de los cultos, la asignación de la participación en el mismo y el mantenimiento del orden. Finalmente tenemos la figura del ministro quien tenía a su cargo los rollos de la Escritura y que a veces hacía de maestro de la escuela de la sinagoga.

Dentro de las sinagogas los elementos del culto incluían la profesión de fe de Israel, las oraciones, la lectura de la ley y los profetas, junto con las interpretaciones del arameo para los judíos palestinos, una exposición de las escrituras por parte de algún maestro, terminando con la oración de bendición al terminar el culto.

EL TEMPLO

El templo fue uno de las grandes obras de Herodes tanto en el aspecto económico ya que era un enorme establecimiento comercial sino espiritual ya que representaba la casa del Señor en Jerusalén y el carácter único de la nación del pacto. Fue construido en el mismo sitio de las previas estructuras de Salomón y  Zorobabel. Este era el punto focal de la vida nacional donde judíos de todo el mundo se enorgullecían y sellaban su unidad ahí. Los judíos contribuían a su mantenimiento ya que le cobraban a todo israelita un impuesto de medio shekel que equivalía a dos días de trabajo. Este impuesto servía para pagos de sacrificios diarios tanto matutinos y vespertinos, salarios y reparaciones de mantenimiento.

El templo tenía las siguientes características arquitectónicas:

  • En el exterior habían ocho portales colocado en intervalos y los pórticos: Pórtico Real (al sur), Pórtico de Salomón (lado oriental)
  • Había un gran atrio en el área elevada a su vez con atrios internos y el templo propiamente dicho
  • Los gentiles y la multitud tenían acceso al primer atrio externo, pero un muro grande dividía y prohibía el paso más allá; con advertencia de que cualquiera que traspase se hacía pasivo de muerte
  • Es posible que en este atrio exterior se hayan realizado las transacciones de animales para el sacrificio y de dinero
  • Subiendo por una terraza hasta el nivel más alto se encontraba el atrio de las mujeres donde estaba la tesorería; donde la gente depositaba sus contribuciones en los varios recipientes.
  • Siguiendo por varios escalones tenemos al gran portal (la puerta Hermosa) que llevaba a otro atrio llamado Israel y luego el atrio de los sacerdotes que rodeaban al templo mismo.
  • En este atrio de sacerdotes estaba el gran altar de sacrificio con lavatorio adjunto y por detrás el ancho y alto frontispicio del lugar santo, exponiendo alas que se proyectaban a ambos lados.
  • Sobre la puerta se desplegaba una vid dorada.
  • El templo está dividido entre lugar santo y lugar santísimo separados por un pesado velo.

Quienes lideraban los cultos era la orden sacerdotal y quien encabezaba era el sumo sacerdote con mucha influencia. Estos descendientes de Aarón estaban divididos en veinticuatro grupos o clases. Estas clases estaban compuesta por cinco miembros de cuatro familias que regresaron del cautiverio. Cada grupo servía cada semana y era reemplazado el día sábado. Los levitas eran quienes acompañaban a los sacerdotes que mantenían el templo en buen orden y aportaban el liderazgo en el aspecto musical del culto.

El templo finalmente es incendiado y el sistema sacrificial quedo en suspenso. Y este fue reemplazado por la limosna en obediencia a la Tora. Este cambio se dio con facilidad ya que la ley ya estaba introducida en las sinagogas.

EL SANEDRIN

El sanedrín era una corte de Justicia que cumplía funciones de naturaleza administrativa y ejecutiva. Estas fueron creadas por Pompeyo para descentralizar la autoridad del país y debilitar a Jerusalén. Judea fue dividida en cinco distritos, cada uno con su propio concilio.

Durante el ministerio de Jesús el sanedrín había vuelto a ser un cuerpo activo y poderoso, teniendo permiso para administrar los asuntos judíos sin interferencia, menos en los aspectos relacionados con política romana.

Este era encabezado por el sumo sacerdote, tenía setenta miembros elegidos entre los aristocráticos cuadros sacerdotales,  entre los ancianos del pueblo y de entre los escribas. Por su prestigio, sus decisiones fueron aceptadas no solo en Palestina sino fuera de ella.

 

Gobierno y situacion politica durante la vida de Jesus

Entonces es Arquelao quien gobernaría Judea y Samaría con el respaldo del emperador, después de tumultos en Jerusalén donde tres mil personas murieron en los enfrentamientos.

Pero Arquelao falla en su prueba de gobierno ya que en pocos años fue destituido por Augusto (6 d.C) por su desgobierno que llevo al levantamiento de sus súbditos y quienes demandaron su salida.

Judea entonces es gobernada por un procurador, Poncio Pilatos, quien era responsable ante el cesar y ante el gobernador de Siria. Tenía un cuartel en Cesaréa en vez de Jerusalén y gobernó durante tres años. Es este quién recibió a Jesús cuando fue llevado por los líderes judíos para que decidiese el caso de Jesús.

Seis décadas transcurrieron entre la deposición de Arquelado y el estallido de guerra de rebelión judía contra Roma.  Cristo vivió en ese ambiente de tensión entre judíos y los romanos. Situación conflictiva que se iba agravando y volviéndose insostenible durante los diferentes gobiernos que se caracterizaron por el irrespeto a las creencias judías. Por ejemplo cuando Calígula (37-41 d. C) hizo una estatua suya en el templo de Jerusalén. Los procuradores fueron pésimos administradores del pueblo judío al defraudar al pueblo y enriquecerse ellos mismos por todos los métodos posibles. La filosofía romana cambió a que las provincias existían para mantener el establecimiento romano, viéndose enriquecimiento de los oficiales romanos y desgobierno. Tributos anuales y cargas financieras sobre el pueblo que hicieron sentir al pueblo de Dios como esclavos de los romanos. 

De aquí nace la oposición liderada por los zelotas que siguieron a un tal Judas de Galilea. Este grupo se iba fortaleciendo y haciéndose más poderoso durante los siguientes períodos. Se los conoció también como bandidos, inescrupulosos, asesinos bajo el encubierto de su rebelión libertaria. Pero autores como W.R. Farmer encontraron a este grupo con fuertes relaciones con los macabeos y con fuertes principios religiosos; capaces de morir antes que reconocer el señorío del cesar, hecho que ofendía su fe monoteísta. 

La revuelta contra Roma tuvo un perfil religioso, confiando el pueblo judío de que ellos eran invencibles aun en contra fuerzas abrumadoras como la Romana. Revuelta que es causa de la caída de Jerusalén en el año 70 d.C donde se reflejaron victimas como Santiago, hermano de Jesús, quien fue condenado a muerte al negarse este a la imposición de la circuncisión al ser este acto una traición para el judaísmo.

A %d blogueros les gusta esto: