//
Archivos

Estudios GP

Esta categoría contiene 4 entradas

Paz con Dios

Romanos 5:1-11

paz

paz

OBJETIVO: Que los hermanos puedan entender que hemos sido reconciliados con Dios a través de la sangre de Jesucristo y que debemos mantener esa relación con nuestro Creador en constante crecimiento.

INTRODUCCIÓN: En la vida tenemos muchos tipos de relaciones: familiares, amigos, hermanos en la iglesia, compañeros de trabajo, etc. Hay momentos en que, por diversas circunstancias, esa amistad se deteriora y se hace necesario restaurar esa relación. Así también nos pasa con Dios. Por nuestros pecados perdemos esa comunión íntima con nuestro salvador. Debemos valorar el hecho de que Dios haya pagado un precio muy alto para acercarse a nosotros y vivir en santidad para estar en paz con nuestro Señor.

DESARROLLO

1) Tenemos paz para con Dios:Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1). Consideremos estos hechos: a) Dios nos creó para tener con Él una relación de amor; b) El pecado nos separó del Señor; c) Dios Padre envió a Jesús para reconciliarnos; d) A través de la fe somos justificados. En la antigüedad era necesario hacer sacrificios de animales para que el pecado del hombre fuera perdonado. Con la muerte de Jesús se hizo un sacrificio una vez y para siempre. Dios no pasa por alto el pecado. Él es justo. Por ello debemos ser “justificados” (hechos justos, a pesar de ser hombres injustos), por medio de la sangre de Jesús.

2) Tenemos entrada a su presencia por la fe:por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Romanos 5:2). Jesús hizo su parte al morir en la cruz. Nosotros tenemos que hacer la nuestra: tener fe y aceptarle en el corazón. Antes no se podía entrar a la presencia de Dios, solo podía hacerlo el sumo sacerdote una vez por año. Ahora, todos quienes creen y sirven al Señor Jesús, tenemos entrada a su presencia en forma permanente (leer Hebreos 10:19-22).

3) Tenemos paz en medio de las tribulaciones:Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” (Romanos 5:3-4). Considere esto mi amado hermano, puesto que mucho se predica en estos tiempos que los “sufrimientos” (o derivados) no son para los hijos de Dios. Sin caer en el masoquismo espiritual, considero que tenemos que tener una cuota de equilibrio; sabiendo que esta vida muchas veces nos dará “una de cal y otra de arena”. No solo la biblia nos da testimonio de esto sino la historia también, puesto que para los cristianos del primer siglo el sufrimiento era la regla más que la excepción; inclusive llego a ser para muchos el pan de cada día.

Cuando tenemos paz con Dios y tenemos una relación de amor con Él, podemos enfrentar todas las pruebas de la vida tomados de su mano. El Señor permite algunas tribulaciones en la vida de los creyentes para que aprendan a tener paciencia y esperanza en Dios.

Tenga en cuenta el siguiente esquema en el proceso del Señor en una vida:

Tribulación -> Paciencia -> Prueba -> Esperanza

4) La presencia de Dios está “en” nosotros:y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:5) La esperanza no avergüenza: aunque algunos se burlen, siempre debemos tener esperanza. Tenemos el amor de Dios en el corazón; por ende podemos amar a todas las personas, tener paz con Dios y con los demás; la paz interior se refleja en la paz exterior con nuestros semejantes. El Espíritu Santo mora en nosotros: nunca estamos solos, el Consolador nos acompaña en todo momento (cf. Ro 8:31; 1 Jn 4:4)

5) Dios nos ama mucho:Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:6-8). Siendo aun pecadores son palabras maravillosas. El Señor no se fijó en nuestra condición de pecadores, débiles e injustos, sino que nos mostró su amor muriendo por nosotros. No podemos desechar una salvación y amor tan grande. Hagámonos esta pregunta: ¿Pondríamos nuestra vida por un delincuente, criminal, violador o terrorista? Seguramente que no. La magnitud del amor de Dios se muestra en que Jesús murió por nosotros a pesar de que somos pecadores. ¡Si Dios le amo cuando era rebelde lo puede hacer también ahora que le corresponde!

6) La reconciliación nos trae paz:Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación” (Romanos 5:9-11). Reconciliar significa hacer las paces, volver a restaurar una relación que ha sido rota. A través de la sangre de Jesús y la fe nos hemos reconciliado con Dios. Ahora tenemos paz con Él.

APLICACIÓN: No termine sin hacer una oración agradeciendo al Padre que por medio del sacrificio de Jesús, tenemos paz para con Él. Ore para que el conocimiento de Jesús crezca en las vidas de todos quienes escuchen este estudio. Y sobre todo si hay alguien que necesite reconciliarse con Dios y gozar de esa paz que Él ofrece; que pueda hacerlo. La paz de Dios está a disposición de todos, Dios ya lo hizo, el dio el primer paso. ¡Ahora le toca a usted, Dios lo está esperando!

¿Qué es el Pecado?

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Ro 6:23

 

OBJETIVO: Que los hermanos conozcan el significado bíblico del pecado y sus consecuencias para sus vidas. 

INTRODUCCIÓN: En una exposición organizada por un comité pacifista antinuclear sepodía ver un gran cartel que llevaba esta intrigante inscripción: «Venga a ver la bestia máspeligrosa del mundo». Los visitantes concurrían y salían decepcionados o furiosos.

Se entraba en un cuarto oscuro en el que se hallaba un espejo y se leía este texto: «Usted esla más peligrosa bestia del mundo, pues el hombre es el único animal que desde la creaciónestá estudiando los medios posibles para destruir a otros seres vivos. Recientemente ha llegado a obtener medios para destruir en pocos minutos a la propia raza humana».

Esto coincide con lo que la Biblia nos presenta acerca del hombre pecador, y de cómo Dios quiere librarle del pecado que está en su corazón.

En este estudio veremos las definiciones bíblicas del pecado y en el siguiente sus consecuencias. 

DESARROLLO

1) El pecado es desviación de una norma o pauta: Significa no acercarse oequivocarse (Sal 51:4); torcer o pervertir; hacer lo incorrecto deliberadamente aun conociendo lo correcto (Job 33:27). Otro significado es extraviarse; errar el blanco;desviarse bruscamente de una línea recta, es decir, traspasar un límite(Ro 3:12).

 2) El pecado es descripción de un estado: Esto significa que existe un estado fijo en el que los hombres están atrapados. Este estado es a menudo traducido como: malo;impío; ofender; ser culpable. (Sal 1:6).

 3) El pecado es rebelión deliberada: Este es un estado en el que la gente siente que puede arreglárselas sin Dios, es decir, su orgullo le impide tener una vida de obediencia y dependencia de su Creador. Tener una vida desordenada sin Dios es infringir su ley(1 Jn 3:4). 

4) El pecado involucra acciones o actitudes incorrectas: Significa ser contencioso;revoltoso; obstinado (Sal 78:8). Ser pernicioso o malo, o hacer un acto específico de maldad implica estar en rebelión, por lo tanto, es un pecado delante de Dios(1 R16:7). 

APLICACIÓN:La Biblia nos explica que es indispensable un cambio completo llamado “nuevo nacimiento”. Cada uno de nosotros debemos nacer otra vez y ser enteramente restaurados para quitar de nosotros todo el rastro del pecado.

La Biblia nos asegura que Dios dará su Espíritu Santo y un nuevo corazón a quien lodesee de verdad.Si dejamos que el Espíritu Santo haga una obra completa en nosotros, nos hará aborrecer el pecado y amar la justicia; nos librará del sello del maligno y restaurará la imagen de Dios en nosotros.

Iglesia Galilea

La Confesión de Pecados

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

1 Jn 1:9

OBJETIVO: Que los hermanos conozcan el significado, los propósitos y las razones que encontramos en la biblia para confesión de pecados.

INTRODUCCIÓN: El Espíritu Santo es quién produce en nosotros la convicción de pecado y quién también nosconduce a la confesión y el arrepentimiento. El Espíritu Santo es como una alarma interior que nos advierte cuando algo funciona mal en nuestras vidas; debemos ser sensibles a su voz.

Dios es tan misericordioso y paciente que no nos dejará hasta que le confesemos nuestros pecados y restauremos nuestra relación con Él.

DESARROLLO

1) ¿Qué es la confesión?: La confesión de pecados es confesar con la boca aquello que hemos hecho y no ha agradado a Dios, reconociéndolo como pecado en forma clara y total (Sal 32:5).

También es admitir y reconocer el pecado que hemos cometido delante de Dios (Sal 51:3-4).

La confesión de pecados es la declaración abierta y libre de una profunda convicción de pecados producida por el Espíritu Santo en nosotros (Jn 16:8).

2) Propósitos de la confesión de pecados:La confesión de pecados tiene el propósito de librarnos de la culpa para que disfrutemos de la comunión con Dios. Este ejemplo lo vemos en el profeta Isaías: “Entonces dije: !Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos…y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado” (Is 6:5, 7) Podemos ver que después de la confesión del profeta de su maldad vino la libertad de su culpa.

El propósito de la confesión de pecados es recibir el perdón de Dios. “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.” (Sal 32:5). Al hacerlo tenemos paz, tranquilidad de conciencia y calma nuestras inquietudes.

3) Las razones para la confesión de pecados: Al leer Salmos 51:1-9, podemos ver entre otras 3 razones porque confesar nuestros pecados. Primero porque reconocemos que hemos ofendido a Dios y estamos dispuestos a abandonarlo.

Segundo para asegurarnos de no ocultar nada a Dios y de no engañarnos a nosotros mismos.

Tercero porque somos conscientes de nuestra tendencia a pecar y necesitamos depender diariamente del poder de Dios para vencer los pecados.

APLICACIÓN: Al arrepentimiento siguen cosas buenas, aun cuando las personas no perdonen,Dios siempre purificará y restaurará; esto es lo principal.

Es necesaria la confesión de pecados y el arrepentimiento sincero para recibir el perdóny la restauración de Dios. Nosotros necesitamos reconocer que hemos ofendido a Dios y estar dispuestos a abandonar el pecado.

Dejemos que el Espíritu Santo produzca en nosotros la convicción de pecado y que nos conduzca al arrepentimiento para recibir el perdón y la restauración de Dios.

Iglesia Galilea

Las Consecuencias del Pecado

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

Gál 5:1 

OBJETIVO: Que los hermanos conozcan el significado en la biblia del  pecado y sus consecuencias para sus vidas. 

INTRODUCCIÓN: Existe una especie de águilas tan atrevidas que atacan a las focas. Clavan repentinamente sus garras en la carne de la foca, y con la fuerza de sus alas las arrastran hasta la orilla procurando llevárselas a su nido. Pero algunas veces la foca es demasiado fuerte para el águila y no pudiendo soltarla cuando está un poco elevada, a causa de la curvatura de sus garras, la foca es quien arrastra al águila que se ve obligada a ceder y entrar en las aguas ahogándose.

Con tanta frecuencia los hombres, como las águilas de nuestra ilustración, se aferran a placeres pecaminosos esperando dominarlos, ¡pero son vencidos por ellos! Los deseos de sus corazones se quedan tan atados a las garras del placer y del pecado; que no pueden soltarlos y son arrastrados a la perdición.

En esta semana veremos cuáles son las consecuencias de dejarnos vencer por el peso del pecado. 

DESARROLLO

1) El pecado entristece a Dios:Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.” (Gn 6:5-6) 

2) El pecado produce culpabilidad:Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos;  Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.” (Sal 51:3-4) 

3) El pecado trae separación de Dios:He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.” (Is 59:1-2) 

4) El pecado trae juicio y castigo eterno:E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” (Mt 25:46)

5) El pecado  esclaviza:Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.”  (Jn 8:34) 

6) El pecado causa muerte y ceguera espiritual:Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (2 Co 4:3-4) 

7) El pecado produce falta de esperanza:En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.” (Ef 2:12) 

8) El pecado corrompe y condena:Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.” (Tit 1:15)

APLICACIÓN: Pecar es hacer algo que desagrada a Dios. Toda persona nacida en el mundo es un pecador, su naturaleza es egoísta porque se centra en agradarse a sí mismo y satisfacer sus propios deseos.

El pecado no solo desagrada a Dios sino también lo separa de Él y de su propósito original, ya que fue creado para honrar y glorificar a Dios. Los que están sin Cristo no le conocen y no pueden disfrutar de la comunión con Dios. Esta es la triste consecuencia del pecado en el ser humano.

Iglesia Galilea

Ads

Estadísticas del blog

  • 23,219 visitas
A %d blogueros les gusta esto: